miércoles, enero 04, 2017

42° Campeonato Amateur Arica 1993: UN VERANO ANIMADO POR EL FÚTBOL MOLINENSE

Selección de Molina en uno de sus partidos del Nacional de
Arica 1993 (Foto: La Estrella de Arica)

Media ciudad tenía la radio encendida ese verano de 1993, siguiendo los pormenores del Campeonato Nacional Amateur de Fútbol disputado en Arica.

Corría enero y la gente de Molina se había hecho muchas expectativas con la selección adulta que gracias a un buen desempeño se quedó con el título regional del Maule el año anterior en jornadas a estadio lleno, y con la canción "Molina" de los Creedence como soundtrack para la campaña.

En el fuero más íntimo del pueblo, estaba la esperanza de igualar o mejorar el subcampeonato de 1978 en el estadio Santa Laura.

El equipo molinense, sumando incorporaciones de otras equipos maulinos, estaba conformado por los jugadores Mauricio Lastra, Eduardo Concha, Pedro Núñez, Marcelo González Arredondo, Neftalí Díaz, Eduardo Tapia, Christian Aravena, Alejandro González, Robert Ortega, Miguel González Robles, Nelson Gómez, Roque Sandoval, Alex Polanco, Jorge Yévenes, Guillermo Lantadilla, Francisco Fuentes, Guillermo Calvo y Rodolfo Miranda.

El técnico era Juan Castro Maldonado, y el jefe de delegación Manuel Contreras Acevedo.

El portero molinense Rodolfo Miranda corta un centro del
equipo de Andacollo en el triunfo 3-1 sobre el equipo de la
IV región (Foto: La Estrella de Arica)
Las jornadas nocturnas en el Estadio Carlos Dittborn comenzaron para Molina el 20 de enero de 1993 con triunfo 4-2 sobre Hualpencillo. Los tantos fueron anotados por González Robles, Ortega (en dos oportunidades) y Lantadilla.

El optimismo del estreno fue matizado con la derrota ante Antofagasta por 0-2, resultado que obligaba a un triunfo en el último partido de la etapa grupal.

Algo que se logró al derrotar a Andacollo por 3-1, con goles de Ortega y González Robles.

El 27 de enero Molina se enfrentó por cuartos de final ante Tierra Amarilla. En el tiempo reglamentario el match terminó 1-1, gol de Lantadilla para cuadro azul de Molina. En los penales el equipo de Castro Maldonado fue más efectivo; 4-3 a favor, con lanzamientos exitosos de Núñez, Tapia, González Robles y Ortega.

El hecho de enfrentar el 29 de enero en semifinales al único rival que lo había vencido (Antofagasta), generó cierto mal augurio. Lamentablemente eso se materializó, luego de caer por penales ante los nortinos (1-1 en tiempo reglamentario, gol de Ortega). La definición desde los 12 pasos fue un desastre, con un 1-3 que solo González Robles hizo más digno con su anotación.

El 30 de enero, en la definición por el tercer lugar, el elenco molinense no pudo sacarse la caída en semifinales de la cabeza y fue superado inapelablemente por Iquique por 1-5. Hasta el gol de los maulinos fue marcado por los iquiqueños, vía autogol de Francisco González.

Para consuelo, Antofagasta no se quedó con la corona del 42° Nacional Amateur; Quilpué fue el campéon en el match de fondo.

A pesar de todo, se hizo un buen torneo, haciendo gala del prestigio de Molina en los torneos ANFA. Sin lugar a dudas, un verano para recordar en la mente de los molinenses.

No hay comentarios.: