lunes, enero 11, 2016

EL ADIÓS A MABEL

Foto: Óscar Egnen

Faltaban escasos minutos para salir al aire cuando supimos la noticia, que en todo caso se veía venir por la enfermedad que cargaba hace meses. La tarde del 18 de diciembre de 2015 nuestra compañera de labores Mevil Villalobos Chaparro, conocida por Chile como la gran locutora Mabel Fernández dio su último respiro.

Luego de eso, por lo que implica para nuestra Radio Usach su legado, nos lanzamos a hacer una transmisión especial, saliendo al paso de la congoja y disponiéndonos a tomar esos micrófonos que Mabel tanto respetaba como vehículos hacia su público.

Y comenzaron a sucederse los llamados telefónicos de sus oyentes fieles por décadas (desde ex ministros de Estado a ciudadanos comunes), o de aquellos que heredaron de sus abuelos o padres la tradición de escuchar su clásico programa "Una voz, una melodía, un recuerdo" que comenzó en la década de 1950 en Radio del Pacífico y que mantuvo activo hasta nuestros días en Radio Usach.

Recuerdo que la primera vez que crucé palabras con ella fue a poco de haber llegado a la radio. Era el aniversario de la primera transmisión radial en Chile y para destacar la efeméride le pedí que me comentara desde su experiencia el camino de la radiodifusión en Chile.

No sería la única vez que compartiría sus vivencias al aire con nosotros. También lo haría fuera de micrófono, compartiendo un chocolate o un dulce que siempre repartía entre los colegas, siempre dispuesta al buen humor de sus contertulios.

Contaba todo tipo de anécdotas, pero la más trágica, y que nunca olvidé por lo que implicó imaginarme tan dolorosa escena, fue cuando llegó hasta la Radio del Pacífico una mujer con el cadáver de su hijita a pedirle a Mabel dinero para el entierro. O lo llamativo que le resultó notar la tristeza que proyectaba Mario Moreno, "Cantinflas", cuando compartió con el comediante mexicano en una visita a Chile en los años sesenta.

Cosas así le ocurrieron en su labor como comunicadora, así de importante es para la gente.

Siempre preguntaba por mis hijos, "sus sobrinos" decía. También era la más entusiasta en las festividades, léase anversario de la radio, fiestas patrias o Navidad (ella, sin ir más lejos armaba y adornaba el árbol). Pero en especial, era el emblema de nuestra emisora, la voz y figura más destacada.

Así era compartir el espacio de trabajo con una leyenda, todo un privilegio viéndolo en perspectiva.

¡Hasta siempre Mabel! La eternidad de tu voz impedirá que el país te olvide.

A modo de cierre les dejo la entrevista que le hicimos a Mabel el 15 de junio de 2011 junto con la colega Gabriela Flores con motivo del aniversario de Radio Usach.

No hay comentarios.: