jueves, enero 16, 2014

SOBREDOSIS DE AIRE CONTAMINADO E INSOMNIO

FOTO: Iberlibro
Mientras más nos adentramos en el siglo XXI la idea de ser protagonistas de un relato de Ray Bradbury o Philip K. Dick te reconforta, pero al instante te hace caer en la cuenta de que las crónicas marcianas no pasan de ser tratados de microbiología. O que en la Tierra los androides no sueñan con ovejas eléctricas, no piensan en dormir, no piensan, no.

Ovejas eléctricas o de carne y hueso muchos desearían en mi caso temporal; 2 AM, cero sueño, calor, en busca de retomar la extraviada senda lectora, mucho calor.

Para enrielarme con lecturas abandonadas por falta de tiempo, siempre escojo autores de segunda o tercera línea para empezar a aguzar el ojo y el pensamiento. Este verano escogí a Alberto Fuguet, un librito llamado "Sobredosis", con relatos entretenidos y livianos, enmarcados en los años entre dictadura y democracia de Chile, a fines de ochentas.

Abundan los adolescentes jugando a ser delincuentes cinematográficos o rebeldes con causas forzadas por la "taquilla", chismorroteos escritos con influjo ideológico de Chicago Boys. Fantasías precarias hechas por imaginaciones exiguas y manipuladas.

Siempre había mirado a huevo a Fuguet, pensé que era puro aire literario, del que abunda en la escena artística chilena. Podría decirse que es un denso aire de un episodio de emergencia ambiental.

En fin, uno de los cuentos, "No hay nadie allá afuera", transcurre en un aeropuerto en Panamá; fue inevitable recordar el accidente aéreo del Gral Bernales en ese país en 2008, mis primeros días trabajando en la radio, los Bunkers entrevistados por un colega en el estudio, preocupados más de la conversa y de un partido de fútbol (Chile-Italia sub 23, creo, Torneo "Esperanzas de Toulón") que de la muerte del uniformado. Una jornada que alargué más de la cuenta cubriendo las reacciones fuera de la Dirección  General de Carabineros.

En fin, volviendo al relato de Fuguet, denominador común del texto es el arribismo y la apariencia de una parte de la juventud chilena que aceptó las reglas de la dictadura y las naturalizó, las ocupó como ingredientes con características de simples sucedáneos de materiales valiosos, para dar rienda suelta a sus fantasías igualmente limitadas y previsibles.

Un grupo humano que entre los abundantes testimonios de héroes anónimos luchando por la democracia, se perdió en la historia (sinceramente poco tienen que aportar en este ámbito) y la literatura.

viernes, enero 10, 2014

EX ALUMNOS DESTACADOS DEL LICEO DE HOMBRES DE CURICÓ


Por más que busqué en internet, no hallé alguna reseña con personajes destacados que hayan pasado por las aulas de nuestro querido Liceo Luis Cruz Martínez de Curicó. Más aún durante semanas en que el rumor de posible cierre del establecimiento remecieron los corazones de todos los liceanos que nos repartimos por el mundo.

Inmediatamente me quise dar la tarea de recopilar algunos nombres que puedan abrir la senda de una lista más extensa. Con esto dejo abierta la puerta para que cualquiera de los lectores que considere ausencia de algún nombre lo comente para poder agregarlo si corresponde.

Acá les dejo algunos de ellos:

Subteniente Luis Cruz Martínez (Molina 1866- La Concepción, Perú, 1882)

Subteniente Luis Cruz Martínez
(Foto: Ejército de Chile)
Sin ninguna duda el más ilustre de los ex alumnos de Liceo de Hombres de Curicó. Según consigna el Ejército en su página, el héroe de La Concepción terminados los estudios primarios en Molina, fue matriculado en el liceo de Curicó para continuar su instrucción humanista, debiendo trasladarse a caballo desde Molina hasta su pensión los días lunes, y volver de la misma manera los sábado.

En 1879, su madre doña Martina Martínez le ahorró el viaje de ida y vuelta una vez por semana al trasladar su residencia a Curicó.

Luis Cruz terminó su 2º Año de Humanidades con notas sobresalientes, época en que decidió con 13 años alistarse en el Ejército para ir a luchar por Chile en la Guerra del Pacífico.

Luego es historia conocida; su participación a corta edad y gran arrojo en la Campaña de Tarapacá, la ocupación de Lima y del protagonismo que tuvo su muerte en el cruento combate de la Concepción, hecho que lo cubrió de gloria.

(Fuente: Página del Ejército de Chile)

Volodia Teitelboim (Chillán, 1916- Santiago, 2008)

Volodia Teitelboim
(Foto: Memoria Chilena)
Abogado, escritor (Premio Nacional de Literatura 2002), ensayista, periodista y político. Fue secretario general del Partido Comunista de Chile entre 1989 y 1994, diputado y senador.

Tras el golpe de Estado de 1973 vivió su exilio en Moscú, donde editó la revista Araucaria, que estuvo abierta al pensamiento crítico y que sirvió de tribuna a escritores latinoamericanos. Lo propio hizo en Radio Moscú como director del programa "Escucha Chile".

Según las reseñas, en el Liceo le decían el "cabeza de incendio", debido a su cabellera pelirroja. En esos años estudiantiles realizó sus primeras arengas políticas, particularmente marcada por el descontento contra el gobierno de Ibáñez del Campo.

En nuestro liceo también comenzó a leer la obra de Pablo Neruda, con quien luego serían camaradas en las letras y en el Partido Comunista. Esa faceta literaria le permitiría en 1931, como estudiante, ganar los Juegos Florales. Al respecto señaló "Con muy poca distancia me recibía de poeta y de agitador político".

Recuerdo que en 1997, mientras yo era estudiante de cuarto año medio, fue homenajeado por el Liceo en una recordada ceremonia.

(Fuente: BCN, Diario La República de Perú y Letras.s5.com)

René León Echaíz (Curicó, 1914 - Santiago, 1976)

René León Echaíz (Foto: BCN)
Abogado, historiador y político. Fue diputado, integrante de la Academia Chilena de la Historia y de la Real Academia Española de la Historia. También fue presidente de la Sociedad Chilena de Historia y Geografía.

Fue designado Hijo Ilustre de Curicó y recibió la insignia de oro de nuestro Liceo.

(Fuente: BCN)

Guillermo Correa Fuenzalida (Curicó, 1900 - Santiago, 1970)

Guillermo Correa Fuenzalida (Foto BCN)
Abogado y político. Diputado en los períodos 1930-34 y 1934-37,
ministro de educación entre 1937 y 1938 durante el gobierno de Arturo Alessandri Palma, ministro de Justicia entre 1946 y 1947 durante el mandato de Gabriel González Videla.

Además fue vicepresidente y presidente, desde 1955 hasta 1970, del Banco de Chile.

(Fuente: BCN)

Adrián González Marchant, El Chirigua (Sarmiento, Chile 1940)

Adrián "Chirigua" González
(Foto: Curico.cl)
Músico y poeta popular. En 1990 obtuvo el primer premio nacional de poesía popular.

De su creación literaria destacan “Coplas y Décimas de la Vida Curicana” (1982), “Lira Provinciana" (1984), "Ni filósofos, ni Sabios” (2004), “Como va la res al matadero sin que nadie… o la Agonía del Jubilado por AFP” (2006).

En lo musical, son recordadas composiciones como “Pajarito Mañanero”, la saga de “Don Froilán”, “A mi tierra” y “Nunca tan serio”.

(Fuente: Curicopedia)

Ivo Basay Hatibovic (Santiago, 1966)

Ivo Basay
(Foto: Blog "Fragmentos de Historia")
Futbolista. Tuvo un paso breve por el Liceo, mientras jugaba en el primer equipo de Curicó Unido en 1984.

Según recuerda el delantero Luis Martínez (con quien hizo delantera esa temporada) en el blog "Memoria Albirroja""le demostré que si él andaba bien, si aguantaba que le pegaran patadas y todo eso, iba a llegar muy lejos. El tenía muchas condiciones: era un cabeceador innato; para el físico que tenía aguantaba muy bien la pelota y a los rivales; y fuera de eso, se acostumbró a ser valiente y a ir para adelante”.

Tras su paso por Curicó, jugó en Magallanes, Everton, Stade de Reims (Francia), Necaxa (México), Boca Juniors (Argentina) y Colo Colo.

Fue varias ocasiones seleccionado nacional, destacando el subcampeonato en la Copa América de 1987 (recordados son los goles que hizo en el 4-0 a Brasil).

Hoy sigue su carrera como entrenador de Santiago Wanderers, luego de pasar por la banca de Santiago Morning, San Felipe, O'Higgins, Colo Colo y la selección sub 20 de Chile.

(Fuente: Wikipedia)

viernes, enero 03, 2014

LOS TESOROS OCULTOS EN LA BIBLIOTECA DE LA U. DE TALCA

"El pensamiento de Unamuno" editado en 1965
por el Fondo de Cultura Económica
(Fuente: Todocoleccion.net)
Siempre fue entretenido recorrer las estanterías de la biblioteca central de la Universidad de Talca; los resabios de la antigua sede de la Universidad de Chile dotan de distinción al catálogo, con varios libros muy difíciles de encontrar.

De dicha colección, especial cariño guardo hacia algunas publicaciones afines a mis intereses de hace 15 años. Por ejemplo, dos textos alusivos a la filosofía de Miguel de Unamuno, "El pensamiento de Unamuno" editado en 1965 por el Fondo de Cultura Económica en su serie de Breviarios.

El otro texto interesantísimo es "Unamuno", de Mario Ciudad y otros autores, editado en 1964 por la Editorial Universitaria.

Ambos libros son muy recomendables para quienes se inician en la arista filosófica del autor español, y muy útiles para ir ampliando el acervo, ya que se enlaza con las influencias que tuvo su obra.

Otro libro escasísimo (todo un privilegio para la U. de Talca) es "Jazz" de Richard carlin, editado por Voluntad en BogotÁ, 1993. Un fabuloso compendio de las distintas corrientes jazzísticas desde los albores en Nueva Orleans hasta la vanguardia de los ochentas.

Gracias a dicho texto conocí la obra de Chuck Mangione, Sun Ra And His Intergalactic Astro Solar Infinity Arkestra, entre otros. Lo pedí infinidad de veces, lo mismo que los volúmenes antes citados.

En el plano de la hemeroteca, de gran interés es la colección de Revista de Occidente, con números de distintos años desde 1963 a 2008. me quedó en la memoria un artículo publicado en el número 115 de 1990, "Lovecraft, la ciencia y los terrores espacio-temporales", escrito por José Manuel Sánchez Ron. Entre otras cosas allí se analiza la influencia de su frustrado anhelo de ser médico en su tónica literaria.

Seguramente hay mucha joyas más en dicha biblioteca, que queda para quienes deseen hacer una pausa en las lecturas obligatorias y potenciar el background cultural.