martes, agosto 12, 2014

GOOOOODBYE ROBIN WILLIAMS! (1951-2014)

Williams interpretando a Adrian Cronauer en
"Good Morning Vietnam" (Foto: New York Times)
La noticia me tomó por sorpresa estando al aire en la radio a eso de las 19:30 hrs; Robin Williams, el extraordinario y versátil actor había sido encontrado muerto en su casa en California a los 63 años.

Como pocas veces con la muerte de una estrella de Hollywood la noticia me conmovió. Y es que ver sus películas, en general, resultaba un deleite, una invitación a la memoria, al descubrimiento, al atrevimiento. Lo digo en particular por dos cintas que protagonizó y que sin lugar a dudas están entre mis favoritas: "Good Morning Vietnam" (1987) y "Dead Poet's Society" (1989).

Williams en el rol del profesor John Keating en
"Dead Poet's Society" (Foto: New York Times)
Para quienes trabajamos en radio la inspiración que entrega el personaje de Adrian Cronauer, como válvula de escape de las tropas estadounidenses en Saigón, relajante de disciplina militar o paladín de la anticensura es todo un manjar. Y es un gran ejemplo de como la radio puede influir en la audiencia, en el caso de  "Good Morning Vietnam", para levantar la moral de las tropas.

Más pugnas con la disciplina también encontramos en "Dead Poet's Society", que nos lleva a retroceder  a la época escolar. Los que estuvimos en colegio de hombres y en cursos con grandes aspiraciones académicas, las vidas de los chicos de la Welton Acedemy nos representan. Y la figura del profesor de inglés John Keating (interpretado magistralmente por Williams) nos recuerda a ese alterego que nos invitaba a seguir nuestros instintos, desarrollar nuestros talentos y romper con los caminos vitales trazados a priori. ¿Qué espectador de "Dead Poet's Society" no buscó en una biblioteca algún libro de Walt Whitman o Henry David Thoreau para satisfacer esas ansias de libertad juvenil?

No en vano estos dos filmes le valieron a Williams sendos premios Oscar.

Más allá de las sospechas de suicidio, se va un grande del drama y la comedia, que por sus personajes entrañables, humanos y liberadores estará para siempre en nuestras memorias cinematográficas y vitales.

Gooooooodbye Robin Williams!

No hay comentarios.: