viernes, agosto 01, 2014

Gaza: EL RIESGO DE HACER PATRIA CON UNA PELOTA EN LOS PIES

Ahed Zaqout
(Foto: Humanize Palestine)

Son miles de niños, mujeres y hombres que mueren ahora mismo en Gaza, en una operación desquiciada que horroriza a muchos, pero que no tiene el mismo correlato en la diplomacia y política internacional.

Muchas historias se han terminado abruptamente a causa de los odiosos vendavales de bombas que caen. Una de esas historias pertenecían a Ahed Zaqout, ex jugador de la selección palestina de fútbol, que procuró desde el deporte dar un visibilidad a su nación.

Debutó como joven volante con la selección en 1994 en un amistoso contra cracks históricos de Francia. Hoy murió en su departamento por la acción destructiva de los bombardeos.

Cuando conocí esta noticia rápidamente recordé el relato que me hizo hace muy poco en una entrevista un chileno palestino, Nicola Hadwa, que estuvo cuatro años trabajando con la selección palestina de fútbol en Gaza.

Porque hasta hacer deporte es un riesgo allí, independiente del momento que se viva en la relación con Israel.

Cuando le pregunté por esos riesgos en los entrenamientos Nicola me dijo lo siguiente:

"Nosotros en reiteradas oportunidades, cuando hacíamos entrenamientos, teníamos gente que nos avisaba a un par de kilómetros de distancia cuando venían los helicópteros Apache. Porque si veían a un grupo que estaba jugando fútbol o un grupo concentrado de cualquier estilo, ellos lo bombardeaban. De hecho, ocurrió que en el campamento de Yapalia que era una de las pocas canchas de pasto había en Gaza, nosotros entrenábamos ahí. Entonces en una oportunidad un jeep del ejército israelí se detiene en ese sector ametralló al campamento, al entrenamiento y mató a siete jugadores. En otra oportunidad, en la operación Plomo Fundido mataron a tres. Mi pregunta frente a eso, y una pregunta que personalmente se la dirigí a Joseph Blatter, que se hizo el sueco por no decir otra cosa, fue ¿qué habría ocurrido si en lugar de matar a diez jugadores de la selección palestina hubieran sido diez jugadores de la selección alemana, francesa, española o italiana?"

Qué desazón.

¿Dónde quedan los derechos humanos más básicos? Pulverizados por dudosos objetivos militares, que transforman a una región en un verdadero infierno.

Un enorme insulto a la vida, a la inteligencia, a la tolerancia.

No hay comentarios.: