sábado, marzo 02, 2013

Copa Davis 1928: LOS HERMANOS TORRALVA Y EL DEBUT CHILENO POR LA ENSALADERA DE PLATA


Los aficionados ocasionales del tenis se habían acostumbrado a la grandes gestas, a los rivales de primer orden y el estatus del Grupo Mundial de la Copa Davis.

Hoy, con Fernando González retirado y Massú en declive, solo queda esperar una nueva bonanza, y disfrutar del tenis con satisfacciones proporcionales a la realidad de la Zona I Americana.

Cada época ha tenido sus pequeños gustos y encantos, incluso el debut chileno en Copa Davis de 1928, que tuvo a España con inmenso rival a vencer.

Y aunque se perdió la serie 3-2, las crónicas de diarios españoles de la época alabaron el desempeño de los hermanos Torralva en Real Barcelona Lawn Tennis.

El primer día (7 de abril de 1928) los singles se repartieron; el hispano Francisco Sindreu derrotó al chileno Domingo Torralva 6-3 6-2 3-6 6-3, en tanto, Luis Torralva le dio el primer punto a Chile con triunfo sobre Antonio Juanico 6-4 6-2 6-2.

Respecto a los nacionales, El Mundo Deportivo del 8 de abril de 1928 señalaba que "Luis Torralva es un jugador completísimo, con gran concepción del juego a realizar y gran dominio de la bolea. Su saque algo bombeado es muy castigado y bien colocado sobre las dos líneas laterales. Coloca bien el 'drive' y generalmente sobre los ángulos de fondo y su revés es muy cruzado y bajo. Tras de los primeros avanza hacia la red en donde se coloca muy bien tras de su potente 'drive'. Juanico contra este juego no pudo hacer más de lo que hizo".

En cuánto a la performance de Domingo Torralva, comentan que se mostró inferior a su hermano, lamentando que "junto a tantos magníficos le vimos pelotas entregadas que facilitaban la labor del rival".

Respecto al dobles (8 de abril de 1928), el diario La Vanguardia del 10 de abril de 1928 consigna que "la victoria en el match hermanos Torralva contra Flaquer-Morales, se decantó con merecida justicia a favor de los chilenos, que jugaron mucho más que los nuestros".

Continúan los halagos respecto a la complementación de los nacionales: "los chilenos que se entienden a maravilla, en el doble caballeros hicieron derroche de ciencia y destreza, poseen un magnífico «shmash». juegan mucho de bolea y Domingo Torralva, que se conceptúa a sí mismo inferior en juego a su hermano Luis, demostró ser todo un maestrazo y puso toda su alma al servicio de Chile, que le debe en gran parte una señalada victoria".

Los parciales en favor de los nacionales fueron 4-6 6-2 6-3 7-9 6-2.

En los singles de la jornada final (9 de abril de 1928) la suerte fue distinta; Sindreu derrotó a Luis Torralva 6-4 7-5 6-4, y y Juanico a Domingo Torralva por 6-4 3-6 6-3 3-6 6-1.

La Vanguardia comentaba que "los adversarios chilenos no pueden ser suficientemente ensalzados porque rebasan toda la medida de elogio. Era admirable ver cómo el público experimentaba el paradójico anhelo de que ganasen los nuestros, pero al propio tiempo que tan excelentes adversarios que la caballerosidad, la deportividad y las enormes facultades de juego que poseen obtuviesen el premio merecido, y como éste no podía consistir en la victoria porque correspondía estrictamente al resultado deportivo que nos perteneció, supone compensarlo ovacionando cariñosísimamente a los hermanos Luis y Domingo Torralva al presentarse en la pista, durante el juego y al terminar éste".

Las entusiastas crónicas describen la especial emoción que inspira la Copa Davis, más allá de la época, división en que se juegue o el rival de turno. Quienes disfrutamos de esta competencia lo sentimos así, por lo que seguiremos con igual interés la confrontación de los días 5, 6 y 7 de abril entre Ecuador y Chile en la ciudad de Manta.

Fotos: Hemeroteca Mundo Deportivo, 8 de abril y 11 de abril de 1928.

No hay comentarios.: