sábado, diciembre 29, 2012

Onda corta en 2012: CONTINUACIÓN DE UNA AGONÍA SONORA, RUIDOSA Y CON VAIVENES



Como lo hemos comentado en distintas publicaciones durante este año, la radiodifusión en onda corta sufrió duros golpes; el fin de las emisiones en español de Radio Bulgaria, Canadá Internacional y Nederland vienen a engrosar la lista de señales internacionales que ceden a la soporte de internet, cada vez más popular y masivo.

Un fenómeno creciente, pero que no es la única amenaza para diexismo tradicional; la difusión DRM (Digital Radio Mondiale) está siendo desarrollada por varias radios internacionales, ocupando la banda de onda corta, entregando transmisiones con calidad de Disco Compacto, de absoluta nitidez, sin ruidos ni interferencias.

Se trata de señales que podrán ser decodificadas por receptores distintos a los convencionales, lo que obligará a los fanáticos de la onda corta, en el mediano plazo, a reemplazar el equipo análogo, con los costos para nada bajos que implica la innovación.

Los sonidos distantes, chirreantes y temperamentales que nos hicieron soñar y emocionar durante casi cien años, están en franca extinción, lo que transforma estos años en la decadencia de un estilo de audiencia.

Un reflejo de ello es el fin de las emisiones mencionadas al comienzo, a quienes el programa “Amigos de la Onda Corta” de Radio Exterior de España quiso homenajear en su última edición de 2012. Además, sumó recuerdos especiales al aniversario de la propia difusora española, BBC de Londres y la Voz de Rusia.

Les dejo el audio del programa, que suma muchas grabaciones que serán parte de la historia, la nostalgia y la pena por una agonía sonora, ruidosa y con vaivenes.

lunes, diciembre 24, 2012

LA HUELLA DE RADIO VIVA EN CURICÓ


Quienes escuchábamos la Radio Margarita de Curicó, recordamos el vínculo que tenía con la Red de la extinta Radio Viva de Santiago; programas envasados y varias de sus voces (Javier MIranda, Loreto Delpín, Humberto Alarcón, Enrique González), aparecían con frecuencia en las transmisiones de la emisora maulina.

Sin embargo, es poco lo que sabíamos de Radio Viva, "con el sonido de su generación".

Hay antecedentes muy interesantes en los famosos Foros de Fotech; a saber, el usuario FMcidrin comenta que la emisora nació en noviembre de 1984, con la característica de un estilo sobrio en programación y sonido, con un estilo dedicado a los oldies y adulto contemporáneo, y teniendo a Javier Miranda como la figura más visible.

FMcidrin agrega que "en 1990 transmitió por breve tiempo las 24 horas, horarior retomado intermitentemente en 1992 y 1994 (...) con un bailable para adultos los V y S (viernes a sábado) por la noche, en que daban hasta Banda Blanca, Pérez Prado, Paloma San Basilio, Daniela Romo, Kaoma, etc. De allí también emerge el Cote Evans con 'Gente de mundo'. Y a mediados de 07/1995 se transforma en Zero".

Investigando en internet, hallé una referencia del diario estadounidense Los Ángeles Times; el anecdótico texto dice que el 25 de septiembre de 1987, tres integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez quisieron leer una declaración contra la dictadura en Radio Viva, lo que no se materializó por la falta de personal técnico a esa hora (6:30 de la mañana).

Esto pasaba en Santiago y en aquellas emisoras regionales que,  efectivamente, eran parte de la red.

De los programas envasados que escuchábamos en Curicó destaco "La Historia Viva", especial musical que combinaba música y biografía de artistas o grupos.

Aún conservo parte de la locución de Javier Miranda, con la historia de Electric Light Orchestra, que comparto con ustedes a continuación.

miércoles, diciembre 19, 2012

Inaceptable acoso a periodistas: INTENTAN AMEDRENTAR A QUIENES INVESTIGAN SOBRE LA DICTADURA


El año pasado alzábamos la voz por el trato que recibieron colegas de la prensa durante las marchas estudiantiles. Hoy debemos hacer lo propio para rechazar los robos y actos de amedrentamiento que están sufriendo periodistas dedicados a la investigación, y que han revelado temas fundamentales respecto a excesos durante la dictadura (1973-1990).

Es el caso de Mauricio Weibel, presidente de Unión Sudamericana de Corresponsales, periodista de la Agencia Alemana de Prensa y de Reporteros Sin Fronteras, además autor de investigaciones como "Asociación Ilícita: Los Archivos secretos de la Dictadura".

Recordemos que este libro sacó a la luz antecedentes, como que el diputado Alberto Cardemil estaba encargado del análisis y distribución de  fichas de opositores que utilizaban los servicios de seguridad de la dictadura.

El profesional sufrió el fin de semana el robo de dos notebook con documentación y borradores de la segunda parte del libro antes mencionado. Horas antes su auto había sido sustraído frente a su casa. Además, una persona vestida de carabinero visitó su anterior domicilio, intentó interrogar al conserje, y luego se retiró en un taxi.

Como colofón, el domingo un desconocido fue sorprendido fotografiando la casa, y más tarde robaron objetos desde el antejardín.

Pero no fue el único caso; ese mismo fin de semana robaron el disco duro de respaldo al periodista Javier Rebolledo, autor del libro “La danza de los cuervos” que trata sobre los excesos de la DINA y la CNI.

El coautor de "Asociación Ilícita" Carlos Dorat asegura que recibió llamadas telefónicas, que al contestar quedaban en silencio.

Finalmente, los periodistas Cristóbal Peña, autor del Libro "Los Fusileros" y la corresponsal del New York Times en Chile Pascale Bonnefoy, habrían sufrido robos en sus casas.

Lo claro es que hay un patrón (incluída Bonnefoy, autora en 2005 de "Terrorismo de estadio. Prisioneros de guerra en un campo de deportes"): todos han investigado sobre la dictadura y sus excesos, lo que hacer pensar en ex simpatizantes de Pinochet y compañía tras esta seguidilla de acosos.

El Gobierno ha repudiado los hechos, a garantizado protección para los afectados y ha mostrado confianza en los que las investigaciones arrojen.

Esperamos que las indagatorias lleguen hasta los responsables, ya que se pretende reflotar prácticas contra la prensa que parecían desterradas en democracia.

No actuar con firmeza y penas ad-hoc, dotaría de nuevos bríos a quienes se niegan a dejar el pasado de odio y tortura atrás, y más aún, tornará en aceptable el hostigamiento a la prensa que puede resultar incómoda para algunos.

Todo el apoyo a los colegas, estamos con vuestro afán que hacemos nuestro.

Los dejo con el audio de la entrevista telefónica respecto al caso que le hice en Radio Usach a Mauricio Weibel.

domingo, diciembre 16, 2012

LA CANCHA DE LOS TORRES

El calor de diciembre me recuerda, entre tantas cosas, fin de clases y el comienzo de la temporada de pichangas veraniegas en Molina; juntar a los amigos y dirigirnos a cualquiera de los potreros destinados al fútbol era el imperativo posterior a la hora de once.

Ocasiones especiales eran las visitas a la famosa cancha de Los Torres, la mayoría de las veces ocupada. Pero cuando se podía, una gran oportunidad de chutear a un arco de dimensiones reglamentarias.

Aunque su acceso oficial era desde una de las casas de calle Quechereguas, nosotros entrábamos siempre por la población Luís Cruz Martínez, dejando atrás varias alambradas de púas (que en alguna oportunidad me jugaron malas pasadas) y un gran terreno repleto de cardos olorosos y punzantes.

El sol poniente, el molino, la plantación de choclo al sur y el olor a acequia eran los espectadores a nuestros prolongados partidos a cancha completa, área grande o simplemente tandas de disparos al arco.

A partir de lo que observo en Google Maps, parece que la cancha está algo abandonada, aunque los accesos han mejorado al transformarse el antiguo campo de cardos en una población.

Olores y vivencias de la infancia y la adolescencia, que con los primeros días con treinta grados de temperatura afloran de manera automática. En convivencia de tierra y pasto, con preeminencia de los primero, la cancha de los Torres está en mi mente y mi corazón...

Foto: Google Maps

martes, diciembre 11, 2012

LA PATRAÑA DEL CINTURÓN DE FOTONES



Creo que tenía unos ocho años, cuando los rumores de oscuridad total en el planeta me atemorizaban; adultos y niños decían que varios días de tinieblas cubrirían el globo, algo que podría ser contrarrestado con velas benditas, única lumbre que superaría el portento.

Pasaron los días, las semanas, y la oscuridad prolongada jamás llegó.

En 1998 llegó a mis manos una edición de la Revista Revelación en la que se hacía mención a un fenómeno muy similar al de mi infancia, bajo el nombre de Cinturón de Fotones; según los difusores de este mito, la Tierra entre marzo de 1998 y septiembre de 2001 iba a entrar de un supuesto anillo de radiación, perteneciente a la estrella Alción, que traería tres días de oscuridad y luego dos mil años de luz ininterrumpida. (Revista Revelación N° 18, 1997).

Obviamente, los plazos se cumplieron, y las tinieblas otra vez se postergaron. Otra fecha fallida. Sin embargo, los impulsores de mitos no cesarían.

Ahora la patraña del Cinturón de Fotones se enlaza con el cuento del fin del mundo maya, para datar ahora los días de oscuridad entre el 20 y 22 de diciembre de 2012. Otros han agregado extraterrestres a la fábula, haciendo cundir el pánico entre los más crédulos.

La NASA y diversas instancias científicas han procurado descartar la supuesta teoría. Sin embargo, la andanada de información basura que cunde en los medios de comunicación es difícil de contrarrestar.

Lo claro es que cada cierto tiempo nos inundan de rumores apocalípticos, quién sabe con qué intenciones, pero nunca con un cumplimiento preciso de lo vaticinado.

Por ende, el llamado es a hacer caso omiso a las patrañas, además de mirar siempre con un ojo crítico y racional toda información que nos llegue, confiando en la ciencia que con sus limitaciones, es el camino más confiable.

Si del Cinturón de Fotones dependiéramos, al Universo se le caerían eternamente los pantalones.

domingo, diciembre 09, 2012

SOL PONIENTE, SILVIO OMNIPRESENTE


Un fantástico ocaso recibió ayer a Silvio Rodríguez en el Estadio Nacional... Una poesía ambiental que preparó el espíritu para mi esposa, mi hermana, para mí… En definitiva, para todo la masiva concurrencia al concierto centenario del Partido Comunista.

La presentación partió con “Carta para Violeta”, siguió “Cita con ángeles” (quién sabe si un guiño a John Lennon en el día de su asesinato). Tras este comienzo cayó como un vendaval la interpretación de “Santiago de Chile”, tan sentida en forma transversal para las generaciones de izquierda.

Todos los temas tuvieron una interpretación especial, delicada, íntima, acorde con la celebración, gracias a los músicos que acompañaron al trovador cubano.

Dedicaría “Escaramujo” a los estudiantes chilenos, pasaría por “La Maza”, una interpretación de "Mujeres" que sorprendió a todos, para cerrar con la lamentablemente manoseada canción “Ángel para un final”.

Una hora exacta de presentación (puntualidad digna de encomio) bastó para colmar las expectativas en un show que esperaba la actuación de otros músicos.

Me doy por satisfecho, una experiencia más para sumar a mi alforja vital, pero especialmente dulce por tratarse de un creador que ha marcado de manera indeleble la banda sonora de mi existencia, y que me dejó el alma encendida como las flamas que recordaban en el codo norte del Nacional a los muertos tras el golpe.

Foto principal: SoyChile

domingo, diciembre 02, 2012

Interesante estudio sobre barra de Wanderers: CONOCER Y VIVIR EL "AGUANTE" CON LOS PANZERS



Con motivo de los quince años de licenciatura, varios compañeros del Liceo nos juntamos en Curicó a compartir con un asado y un trago de vino las experiencias y el presente. En dicho menester nos encontrábamos con Marcelo Pinar, cuando de improviso surgió el tema de su tesis para titularse como psicólogo.

Lo que partió con una enunciación de autores y conceptos del marco teórico, culminó en un relato en primera persona, emotivo, vivido y comprometido con el quehacer de una barra brava de fútbol, más precisamente Los Panzers de Santiago Wanderers.

Una envidiable experiencia directa con un fenómeno deportivo y sociológico que divide a las sociedades, y que salda una deuda inmensa de conocer e intentar comprender el leitmotiv de una barra.

Le pedí que me enviara una copia de la tesis, para poder interiorizarme más del trabajo, que muy pronto duplicó las expectativas, transmitiendo en cada párrafo la expectación inicial y la adrenalina postrera.

Digno de destacar es la acabada contextualización del concepto de juventud (muy atingente en el grupo humano que se estudia) y lo determinante del habitus de Bourdieu para asumir y desarrollar sin desvíos esta empresa.

No obstante, desde una perspectiva de las ciencias sociales, y en particular desde mi óptica periodística, el cuaderno de campo es un aporte inmenso al estudio de las barras bravas, agradeciendo el cariz desideologizado, sin prejuicios y abierto a experimentar con las sensaciones de un grupo humano, que a la distancia se concibe como estándar, pero que por distintos factores tiene sus singularidades.

La permeabilidad para mostrarse, su singularidad como barra, la importancia de ser porteños y determinar bajo esa premisa no sólo su rudeza (no confundir con violencia), sino su percepción de grandeza al nivel de los seguidores de Colo Colo o Universidad de Chile, dotan a este acercamiento de una originalidad notable.

Este factor, muy importante, se suma con el alto compromiso de los investigadores (David Córdova y Marcelo Pinar), que los llevó a participar de sus actividades con ahínco, incluso durante varios partidos de Santiago Wanderers, lo que incluso les costó una detención junto a varios barristas. Esto abrió la puerta a otra arista inédita en este tipo de estudios.

En suma, los autores se contagiaron con esa tónica vital, esa fuerza visceral llamada "aguante".

Invito a los estudiantes de la Universidad de Valparaíso, de la región, a los hinchas porteños, a los estudiosos de este fenómeno de masas revisar la tesis “Construcción de Identidad de Jóvenes pertenecientes a la barra Los Panzers del Club Deportivo Santiago Wanderers de Valparaíso”, para enriquecer el conocimiento respecto a esta realidad cultural, quitar algunos prejuicios y descentralizar el debate en torno a estos grupos humanos.

Y quién sabe si así surge el interés de publicar esta investigación. Es lo mínimo que se merece un trabajo en que sus autores combinaron la madurez profesional con el color verde, aunque parezca contradictorio.

Foto: David Córdova y Marcelo Pinar