domingo, diciembre 09, 2012

SOL PONIENTE, SILVIO OMNIPRESENTE


Un fantástico ocaso recibió ayer a Silvio Rodríguez en el Estadio Nacional... Una poesía ambiental que preparó el espíritu para mi esposa, mi hermana, para mí… En definitiva, para todo la masiva concurrencia al concierto centenario del Partido Comunista.

La presentación partió con “Carta para Violeta”, siguió “Cita con ángeles” (quién sabe si un guiño a John Lennon en el día de su asesinato). Tras este comienzo cayó como un vendaval la interpretación de “Santiago de Chile”, tan sentida en forma transversal para las generaciones de izquierda.

Todos los temas tuvieron una interpretación especial, delicada, íntima, acorde con la celebración, gracias a los músicos que acompañaron al trovador cubano.

Dedicaría “Escaramujo” a los estudiantes chilenos, pasaría por “La Maza”, una interpretación de "Mujeres" que sorprendió a todos, para cerrar con la lamentablemente manoseada canción “Ángel para un final”.

Una hora exacta de presentación (puntualidad digna de encomio) bastó para colmar las expectativas en un show que esperaba la actuación de otros músicos.

Me doy por satisfecho, una experiencia más para sumar a mi alforja vital, pero especialmente dulce por tratarse de un creador que ha marcado de manera indeleble la banda sonora de mi existencia, y que me dejó el alma encendida como las flamas que recordaban en el codo norte del Nacional a los muertos tras el golpe.

Foto principal: SoyChile

No hay comentarios.: