sábado, julio 21, 2012

LO QUE SE SALVÓ DE LA PIRA


Alguna vez mi amigo Óscar Fuentes lanzó a la hoguera todos sus escritos; comienzos de novelas ("Carnaval de las Flores", "Quito Blues"), cuentos, versos, críticas, se transformaron en humo y cenizas. Eran varios años de divagar en lápiz y papel, que al parecer resultaban poco significativos, o quién sabe si dignos de rubor.

Sin embargo, los registros de la Internet, además de una que otra reflexión en foros sobre diversas temáticas, guardó una breve, concienzuda, honesta y poética crítica de teatro de su autoría en el periódico cultural ecuatoriano "El Apuntador"; se trata de la edición de marzo de 2005, comentando la obra "Heredarás el Sueño".

Gracias a mi afán archivero y recolectador (que me hizo acreedor del título de "emblema del cachureo" según mi colega Fernando Seymour), tengo el privilegio de conservar un ejemplar en papel de esta publicación, que en alguno de sus retornos a Chile don Óscar Fuentes me legó para la posteridad.

Tal vez es el más tenue testimonio de una pluma que aspiró a ser ala, elevarse en la creación literaria y deslumbrar, pero que a la larga supuso que el ave editorial sigue sus propios designios, muchas veces en confrontación con el leivmotiv del autor.

Al menos quedaron algunos estertores poéticos y creativos. El grueso de su potencial y efímera obra, nos la guardamos sus cercanos, en un estadio consuetudinario.


Fotos: El Apuntador

No hay comentarios.: