miércoles, junio 20, 2012

LAS GRINGAS EN EL BARCITO DE LA 1 SUR


Una de las últimas visitas que hice a Talca, para ser más concreto con motivo del matrimonio de Juan Ñaque en 2009, junto con mi esposa dedicamos parte de la jornada a revisitar lugares cargados de humor, nostagia y anécdotas.

Y desde la Plaza, no hace (o hacía después del terremoto) falta caminar mucho para encontrarme con historia personal; es el caso de un pequeño bar, con mesitas al aire libre, si mal no recuerdo en 1 sur entre 1 y 2 oriente. Para ser bien honesto, jamás tomé un trago ahí. Pero la "visión" que tuvimos junto al Bomba fue demasiado ridícula para soslayarla.

Caminábamos desde la plaza hacia el terminal, cuando en el mentado local nos encontramos al entrañable Osmar Mamedo junto a dos estadounidenses o británicas, disfrutando una alegre charla, con una sonrisa de oreja a oreja, cerveza en mano y con una sentada bien canchera.

Si mal no recuerdo, en la tónica discursiva de Mamedo, les preguntaba sobre la diferencia fonética entre beer (cerveza) y bear (oso). En esos menesteres estaba, cuando se dio cuenta de que ambos lo observábamos con cara de burla.

De un segundo a otro se hundió en la silla como un submarino, no sé si por miedo a las chanzas o para que no le estropeáramos el doble affaire.

Fuimos solidarios y lo dejamos seguir con su experiencia bilingüe, pero muertos de la risa en las cuadras siguientes.

Eso fue en 1999. Diez años después le tomé una foto al local, que en la última visita se encontraba vacío, listo para ser arrendado.

Pero la anécdota quedó para la posteridad.

1 comentario:

Anónimo dijo...

notable¡¡¡¡¡.... grato recuerdo (bomba)