martes, mayo 15, 2012

COMPRENSIÓN DE LECTURA: CARLOS FUENTES



Hace unos minutos me enteré de la muerte del escritor mexicano Carlos Fuentes. Y más allá de sus obras y galardones, inmediatamente se me viene a la mente la novela "Aura", que a fines de los años noventa me prestó mi amigo Óscar Fuentes, a/k/a Osmar Mamedo.

El volumen era una edición de bolsillo de Alianza Cien, que leí con fruición en un par de días; me llamó la atención el estilo narrativo, en primera persona, pero hablándole al protagonista: "Ella te sorprenderá observando la mesa de noche, los frascos de distinto color, los vasos, las cucharas de aluminio, los cartuchos alineados de píldoras y comprimidos, los demás vasos manchados de líquidos blancuzcos que están dispuestos en el suelo, al alcance de la mano de la mujer recostada sobre esta cama baja. Entonces te daras cuenta de que es una cama apenas elevada sobre el ras del suelo, cuando el conejo salte y se pierda en la oscuridad".

Al cabo de horas me quedaba una página para terminar el relato, cuando en la tapa interior del texto me encontré con una suerte de cuestionario escrito a mano, a la usanza de los que se ocupan para evaluar la comprensión de lectura.

Era la letra de mi amigo, obviamente. Sin embargo, no sabía si había hecho dicho cuestionario para su propia evaluación o como un agregado a la experiencia lectora de un servidor.

Me reí de buena gana, no contesté las preguntas y devolví el libro, esperando que Osmar me interpelara por no responder a los requerimientos.

No obstante, recibió el texto, lo guardó en su mochila azul y siguió la tertulia habitual de esos años. Seguramente se enterará ahora de esta experiencia sui géneris.

En suma, las Fuentes te llevan a otras Fuentes, pero siempre cubiertos con el mismo Aura...

No hay comentarios.: