jueves, marzo 31, 2011

EL GATO SOBRE LA POLÍTICA CALIENTE


A principios de los noventa, llegó a mis manos un cuadernillo repleto de caricaturas alusivas al régimen militar de Pinochet, muy divertidas, sarcásticas, corrosivas... Se trata de un libro que en ese tiempo lucía maltrecho, como si hubiese pasado por miles de manos ávidas de humor que reemplazara la falta de libertad 
en la íntimidad de las casas.

Imagino noches en que las familias, a veces con voz baja, gozaban y encendían la esperanza de poder bromear sin temores. Pero voy más allá, trato de buscar el lugar donde se gestaron los dibujos, la ironía, la amargura transformada en trazos hilarantes.

Y me encuentro a un estudiante de arquitectura conocido como El Gato (que para el Registro Civil figura bajo el nombre de Juan Carter), plasmando con fervor su insatisfacción con la dictadura en papel, quien sabe si con luz de vela.

Tal vez se encontraba dando los primeros toques a sus caricaturas para la revista de oposición Cauce, lo que se transformaría en materia prima para el librito que llegó a mis manos, "Atención Chile", recopilación de sus aportes para la vuelta de la democracia.

Eso fue en 1988. Luego partiría a Barcelona, España, donde comenzaría una exitosa carrera como pintor y arquitecto.

A 23 años de su aparición, guardo con especial celo la copia, un documento histórico de época heroica para quienes se atrevían a ridiculizar a Pinochet y compañía. Pero además, quienes no eludían la responsabilidad de hacer circular estas copias "clandestinas".