viernes, febrero 25, 2011

Radio BBC de Londres: SE LE OLVIDA HABLAR ESPAÑOL PARA SIEMPRE


Los últimos sones de las campanas de la BBC de Londres (hoy más estilizadas que antaño), intentar suavizar el dolor por la partida del servicio en español de la emisora.

Servicio que en estos últimos años se remitía a una entrega vía satélite o por descarga en Internet de su boletín informativo.

Atrás quedaron las transmisiones de onda corta, que para muchas generaciones fueron sinónimo de objetividad, veracidad y pluralismo.

Toda una institución para Latinoamérica desde el 14 de marzo de 1938, que hoy apaga sus equipos, por las turbulencias del mercado y los embates de la tecnología.

Durante muchos años fui auditor asiduo de la BBC en sus señales de onda corta, pertenecí a su club de oyentes, y me hice fanático del programa dedicado a ellos, “El Circuito”.Recuerdo de ese programa, particularmente, una sección en la cual llamaban por teléfono a sus seguidores, cualquiera fuera su ubicación en el mundo. Todos esperábamos el momento preciso, en que la sorpresa inundaba a los desprevenidos oyentes, que se sentían absolutamente satisfechos con una verdadero regalo para los radiómanos.

En cierta oportunidad, pedí vía carta que programaran “Do you want to know a secret” de Los Beatles, algo que se concretó unas semanas después. ¡Cómo olvidar entonces esta entrañable emisora!

Lamentablemente, en 2008 “El Circuito” y otros programas desaparecieron, lo que fue acompañado de un cambio de nomenclatura de “Servicio Latinoamericano de la BBC” a “BBC Mundo”.

Hoy asistimos al fin de una amistad de años, de un sinfín de experiencias junto al receptor, de momentos de cercanía con locutores, de gran cantidad de noticias conocidas al minuto a través de los kilohercios dinámicos e incansables de la BBC.

Como homenaje al cierre, dejo como objeto de nostalgia, el último boletín del 25 de febrero de 2011.



lunes, febrero 14, 2011

EL CURIOSO CASO DE LESLIE POWER


Mientras entrevistaba la semana pasada a la psicóloga Leslie Power (escuchar audio más abajo), cuyo perfil de Facebook fue cancelado por poner una foto amamantando a su hijo, no pude dejar de preguntar por alguna intencionalidad política o económica en la acción.

Vale la interrogante, desde el momento que Power en varias redes sociales defiende el post natal, una piedra en el zapato para el gobierno de Sebastián Piñera, que ofreció antes de ganar la elección un post natal de seis meses.

Tras la promesa presidencial, desde los ministerios involucrados con la legislación, Trabajo y Sernam, han comenzado a explicar la propuesta, hablando de flexibilización y que originalmente la propuesta era de hasta seis meses. Un símil a la letra chica de los contratos.

Power evitó ahondar en esa hipótesis, tras el incidente y restitución de su cuenta con restricciones. Sin embargo, para mentes mal pensadas como la mía, el cierre de esta cuenta de Internet, de una manera tan absurda, no deja de producir mala espina.

Los intereses creados en la mantención del post natal tal como está, no sólo desde el Ejecutivo, sino que desde la perspectiva empresarial, pudieron inspirar más de alguna de las denuncias por “obscenidad” que cerraron la cuenta.

Una censura absurda que nos hace recordar otro episodio en que intereses empresariales influyeron; la huelga de los trabajadores de Farmacias Ahumada y la escasa cobertura de los medios.

Más serio sería si desde el poder se quiso esconder la promoción de la lactancia y de un post natal más extenso, pero esta especie de “persecución hormiga” no va con el operar de un ministerio o repartición pública.

Lo que sí, no deja de preocupar el fundamentalismo que se empieza a notar en las redes sociales, en temas que nos hacen reflexionar como humanos, como padres, como hermanos, como ciudadanos.

Silenciar no es el camino, ya que censurar es echarle agua a la planta de la libre expresión. la aviva, nunca la inhibe.