martes, noviembre 22, 2011

BASTA YA

El pasado 6 de octubre, los periodistas Luis Narváez de Chilevisión y Felipe Salgado de Radio Bío Bío, fueron detenidos por Carabineros mientras cubrían una marcha estudiantil no autorizada.

El hecho de pedir identificación al funcionario policial que golpeó con un cabezazo al camarógrafo de canal 11 Gonzalo Barahona, motivó la molestia y posterior aprensión, un exceso y abuso a todas luces.

El caso tuvo amplio repudio en redes sociales y algunos medios de comunicación. Sin embargo, desde el Gobierno y Carabineros no hubo explicación al hecho, quedando en la absoluta impunidad.

Ayer se repitió el procedimiento durante la funa a Miguel Krassnoff fuera del Club Providencia, ahora contra el colega de ADN Radio Esteban Sánchez, quien fue detenido tras protestar por la aprehensión del realizador audiovisual Rodrigo Casanova. En esta oportunidad los funcionarios no portaban identificación, quedando todo nuevamente sin explicación ni sanción.

De un tiempo a esta parte la libertad de prensa poco vale para las autoridades que velan por la seguridad del país. Detener arbitrariamente a periodistas coarta la posibilidad de que la opinión pública cuente con el contexto amplio para emitir juicios, dando cuenta de un nulo interés por una ciudadanía informada.

¿Será ese el interés del Gobierno, del Ministerio del Interior? ¿Quieren a millones de chilenos satisfechos con el comunicado oficial de la Intendencia Metropolitana con la cifra de detenidos y daños?

Deben entender que no estamos en dictadura, y que sus excesos si no son sancionados por los órganos estatales, serán castigados por el electorado el 2013. La gente no olvida los horrores del pasado, entre ellos la información restringida.

Basta ya, respeto con la prensa y sus trabajadores.


Relato de la detención de Esteban Sánchez en ADN Radio 21.11.2011

video
Imágenes de Chilevisión con la detención de Luis Narváez 06-10-2011

Fotos: Luis Riquelme y Diario La Cuarta

No hay comentarios.: