sábado, octubre 16, 2010

LA NACIÓN SUCUMBIENDO ANTE EL GOBIERNO


Una amiga y colega del diario La Nación no podía ocultar su intranquilidad por su futuro laboral, mientras esperábamos el comienzo de la conferencia de prensa de la Concertación en la sede del PPD.

La intranquilidad pronto se transformó en incomodidad cuando las preguntas comenzaron a apuntar en torno al futuro del matutino oficialista, bastante oscuro para sus trabajadores.

Se trata de otra arista tras los despidos que se han materializado durante el actual gobierno, y que estarían por acontecer en La Nación.

Durante la campaña presidencial, Sebastián Piñera mandó varios recados anunciando su fin, ya que en varias oportunidades las emprendieron contra él y la Alianza en forma artera.

Una vez en el poder, los cambios llegaron en la plana directiva, y hoy se teme la desaparición del formato papel, para limitarse a una edición on line y en papel sólo La Nación Domingo.

Situación que es avalada sutilmente por el nombre que lleva hoy el diario en los kioscos: La Nacion.cl, en letras blancas y fondo rojo.

Pero esto no es sólo "vuelta de mano". Si es que se aprueba una ley que otorga gratuidad a nuevas empresas para la iniciación de actividades, implicará una reducción del 70% en ingresos a través de anuncios para el Diario Oficial (una de las fuentes de financiamiento de la empresa La Nación).

En suma, una verdadera sentencia de muerte, que afectaría de partida a diagramadores, imprenta y servicios de distribución.

Ya se notan variaciones formales y de contenido, como el cambio de formato a uno más pequeño, y según sus trabajadores, en un llamado a evitar levantar polvo con crónicas, reportajes y notas.

Se trata de un proyecto que no conocen los trabajadores, lo que en realidad produce desasosiego, según lo que me comentó al teléfono la periodista y presidenta del sindicato nº 3 del diario, Nancy Arancibia.

“Queremos que nos digan, tenemos derecho a saber exactamente el proyecto de diario que se tiene, cuáles son los ajustes o cómo lo están pensando. En la medida en que eso implique despidos, nosotros nos defenderemos en el sentido de intentar de que sean los menos posibles” dijo.

Dudas que también se hicieron eco en la Concertación, en particular para la presidenta del PPD, Carolina Tohá, quien aboga por que La Nación se transforme y combata la falta de pluralidad que según ella existe en el mercado informativo.

Para muchos el diario La Nación juega los descuentos en sus 93 años de historia, la que estado marcada por un acentuado perfil oficialista en diversas etapas, y que al parecer, hoy le está pasando la cuenta.

domingo, octubre 10, 2010

PORCA MISERIA, TALCA


Como si no fuese suficiente la destrucción que asoló a Talca por acción del terremoto, ahora los delincuentes comienzan a derribar de a poco el remanente patrimonial que aún queda.

Claro, porque ayer desapareció la loba, con las figuras de Rómulo y Remo de la Plaza Italia de la capital del Maule. Tanto La Tercera como La Prensa de Curicó dieron cuenta del hecho, que viene a opacar 68 años de presencia en la rotonda que une las calles 11 oriente con 2 sur.

Hoy por hoy, el sector está bastante deteriorado tras la caída de la estación de trenes contigua. Y aunque siempre ha sido visitada profusamente por vagos y ebrios (las botellas vacías dan fe de esto último), es parte del circuito arquitectónico obligado de la ciudad y uno de mis marcos de referencia talquinos.

Muchas de mis caminatas tuvieron al mentado monumento como lugar de viraje en el casi diario peregrinaje hasta el terminal de buses. Ojalá recuperen la figura, para no quedarme sólo con la foto que tomé junto al regalo de Mussolini (sí, el propio Duce la obsequió a Talca en 1939, y tres años después fue ubicada en la rotonda), en mi última visita a la ciudad en febrero del año pasado.

Porca miseria, debe repetir hasta el cansacio el Duce en su eterno peregrinar por el purgatorio de los inclementes, cargando su horca como corbata y sus obsequios atados a un grillete.

Y porca miseria repito yo, viendo como buena parte de los recuerdos de mi vida en Talca se desvanecen o simplemente son hurtados...
Porca miseria...

Foto principal: La Tercera

martes, octubre 05, 2010

22 años del triunfo del No: LA RENOVACIÓN MÁS ALLÁ DE LAS FOTOS Y LOS RECUERDOS


Obviamente que la celebración que la Concertación realizó de los 22 años del triunfo del No estará distante de otros años. De ello da cuenta no sólo la celebración más íntima en el Litoral Central.

El diagnóstico que hacen personajes históricos del arco iris da cuenta de cierto grado de autocrítica, y más que enarbolar triunfos pretéritos, apuntan a la renovación y los próximos comicios municipales.

Así me lo planteó el ex coordinador de la campaña del No en 1988 y ex secretario general de gobierno, Genaro Arriagada.

“Lo más importante para la Concertación es mirar con frialdad y sin temor las situaciones en la que vive. Y la situación que vive, sin ser dramática, es preocupante” comentó.

Al otro lado del teléfono, Arriagada dijo que no sólo se ha perdido el gobierno, “sino que además hay problemas al interior que hacen necesario una profunda renovación”.

El ex ministro cree que “ese es el sentido de la celebración, es decir, cómo este cuerpo que ha tenido tantos éxitos, que ha hecho tantos aportes al país, se renueva para seguir sirviendo”.

Para quien estuvo a cargo del recuento de votos del comando del No en esa época, y que además fuera subsecretario general de la Presidencia en la era Lagos, Gonzalo Martner, este no es el momento de mayor alegría.

En nuestra conversación, señaló que se atesora “una mística, una energía, un momento muy importante en nuestras vidas, más allá de que la contingencia allá evolucionado en un sentido u otro”.

Pero Martner reconoce que “ahora, estando en la oposición, se cumplió un ciclo, un ciclo largo, y que ahora hay que reinventar otro. Hay un período necesario de decantación, de balance, de diagnóstico, y luego hay un calendario político que se va a expresar en las elecciones municipales, y luego, presidenciales y parlamentarias”.

Los presidentes de la Concertación que participaron en la ceremonia de conmemoración en la Caleta El Membrillo, Valparaíso, dieron fe del estado de introspección a partir de los discursos, con reiterados llamados a la renovación.

Carolina Tohá llamó a encarnar “un nuevo espíritu de unidad y diversidad”, criticando su extravío durante veinte años en la Moneda. Osvaldo Andrade llamaba a retomar “la voluntad de ganar, el hambre por volver a conducir el país”. José Antonio Gómez llamó a proponer ideas nuevas. Ignacio Walker habló de celebrar esta efeméride mirando a los próximos veinte años y no los últimos.

Tal vez el único que se quedó en los lugares comunes fue el Presidente Piñera, señalando que es una fecha que les pertenece a todos los chilenos, donde se escogió el camino correcto hacia la democracia.

A la larga, la potencia de una elección perdida, motivó un terremoto que echó abajo el arco del triunfo concertacionista, del que sólo quedaron las fotos y los recuerdos, “Photographs & Memories” como diría Jim Croce.

Porque seamos claros, a estas alturas, el plebiscito es sólo eso, fotos y recuerdos.

Foto: Cooperativa.cl