viernes, julio 30, 2010

LAS FANTASIAS DEL MAMO


De vez en cuando, Manuel Contreras reaperece en la prensa con su tradicional discurso antimarxista, estancado en la época más álgida de la represión del Gobierno Militar.

Esta vez fue una entrevista en Chilevisión la que entregó una nueva aparición del ex uniformado, preso por varios crímenes contra los derechos humanos, los que le han valido casi cuatrocientos años de cárcel.

En esta oportunidad, incluyó al Presidente Sebastián Piñera en sus intrigas y los instó a cumplir un compromiso de campaña con los uniformados, a fin de enturbiar el ambiente tras el revuelo del Indulto Bicentenario, que ya había sido limpiado en buena parte.

Se trata de un encuentro con militares en retiro en el Círculo Español, donde habría prometido cumplimiento de la ley y agilización de los procesos.

Contreras interpretó esto como prescripción de causas y libertad para él y otros condenados por causas de Derechos Humanos. Piñera respondió escuetamente que haría cumplir las leyes, como intentando bajar el perfil a las palabras necias de un desquiciado.

Manuel Contreras también aseguró que en el Caso Prats es inocente y reiteró que la CIA fue la responsable del asesinato del general y su esposa.

De ahí las críticas al comandante en jefe del Ejército, Juan Miguel Fuente-Alba, a quien calificó de cobarde por el repudio público que hizo de los militares condenados por este caso.

Más allá de las palabras del Mamo, llama la atención el mundo de fantasía que ha tejido en torno a su labor como director de la Dina, y el perfil casi mesiánico que tiene de si mismo, justificando muertes por una supuesta "guerra civil", entre otras barbaridades.

Esto llama a reflexionar de que sólo una vez muertos estos personajes y sus Némesis de izquierda, la reconciliación se podrá considerar definitiva. Porque el grado de orgullo e intransigencia de estos personajes es imposible de rebajar.



Video: Chilevisión

martes, julio 27, 2010

RÉQUIEM POR EL EDIFICIO DE LA PRENSA DE CURICÓ



Hace años escribía que el Cine Victoria vivía una dolorosa agonía, que muy pronto podría terminar con el fin un patrimonio cultural y arquitectónico de Curicó.

Aquello, por suerte, no aconteció.

Sin embargo, no corrió igual suerte un vecino, aparentemente sano, que dejó un evidente vacío en la esquina de Yungay y Merced. Allí alguna vez estuvo el edificio del diario La Prensa, que el 27 de febrero murió de un infarto fulminante, sin derecho siquiera a una agonía.

Mucho se ha discutido respecto a la pertinencia de demoler la estructura. El debate está en desarrollo, y ya se resolverá respecto si era un peligro para los transeúntes o no.

Lo claro, es que el pasado 14 de julio el cadaver del decano da la prensa provincial desapareció, para dejar a quienes tuvimos la suerte de trabajar en esas instalaciones centenarias en un estado de congoja extrema.

Quedan en mis recuerdos la sala de prensa con aroma a tinta, por el influjo mágico de la imprenta; el ambiente de periodismo clásico; la imagen de don Carlos Pozo en su escritorio; los chistes y anécdotas del reportero gráfico Manuel Espinoza; las charlas con los colegas Juan Pablo Jiménez y don Héctor Araya Brito.

Echaremos de menos la impertérrita pizarra con las defunciones, la presencia del Cuarto Poder en la Plaza de Armas, siempre atento y a la expectativa.

Las imágenes dan cuenta de un trance doloroso, me acuerdo de la demolición del cine del pueblo de Giancaldo en el film "Cinema Paradiso" de Giuseppe Tornatore, donde cada espectador veía partir una parte de su ser con la caída de cada viga, cada cristal, cada escombro.

Te extrañaremos, noble edificio, porque nos extirpan un recuerdo entrañable. Y aunque te traten de reemplazar, el cariño de periodistas, reporteros gráficos, funcionarios, y la región entera jamás se desvanecerá.


Fotos: Diario La Prensa

martes, julio 20, 2010

Crowded House: REEDITANDO LA MAGIA


No pude dejar de esbozar una sonrisa en mi rostro mientras leía un artículo del último número de la revista “Qué Pasa”, que comenta un reciente disco de Crowded House, la placa titulada “Intriguer” (2010), cuya existencia desconocía.

Y aunque no estaba de acuerdo con el adjetivo de “Beatles del Down Under” usado en el título del artículo en cuestión, si me entusiasmó para buscarlo y escucharlo. No en vano he oído toda su obra, desde el disco “Crowded House” hasta “Time On Earth”.

Sin duda, el álbum es una composición a base de madurez e influencias bastante claras, siempre con el sello vocal y melódico de Neil Finn.

De partida, “Saturday Sun” y “Archer’s Arrows” es comparable a las melodías de la última época de Electric Light Orchestra, de discos como “Time” o “Secret Messages”.

La melancolía se apoderó de los acordes de “Amsterdam”, en tanto que las ganas de viajar a la playa me surgieron tras escuchar "Either Side of the World”.

Coincido con Rodrigo Fresán de “Qué Pasa” en la influencia Beatle que se nota en “Falling Dove”.

En cuánto al track “Isolation”, al principio suena como una típica melodía de Finn, pero el cierre de la banda neozelandesa hace un quiebre interesante, en lo que podriamos llamar estridencia en el universo de Crowded House.

Sin duda, “Twice If You're Lucky” es el tema mejor logrado, tal vez por su similitud con otros clásicos de la agrupación.

En parte la letra del estribillo parece refrendar esta sensación: “Te encantará, porque creamos algo mágico, dulzura. Hay ocasiones que se dan sólo una vez en la vida, o dos veces como en mi caso”.
“Inside Out” e “Even If” sucumben a este influjo, sonando quizá menos emocionantes, aunque con suaves melodías, en especial esta última con un exquisito piano de fondo.

El cierre de “Elephants” sigue la línea melancólica, transformando el disco en un excelente producto para quienes seguimos extasiándonos con “Don’t Dream It’s Over” de 1986. Recomendable.

La magia, como decían en el coro de “Twice If You're Lucky”, es posible lograrla, aunque más de dos veces.

Buscando en internet, llegué a este video de “Twice If You're Lucky”, grabado en una presentación realizada en el Hammersmith Apollo de Londres, el 9 de Junio pasado.



viernes, julio 09, 2010

ANIMUS IOCANDI


Con la batahola que se armó en torno a la imitación de Stefan Kramer del Presidente Sebastián Piñera (ver video más abajo), me acordé de un término jurídico muy socorrido en estos casos, el animus iocandi, esto es, realizar acciones con una intensión jocosa o festiva.

Desde el gobierno han surgido fuertes críticas a la personificación, como asimismo a una exhaltación de la figura de Michelle Bachelet en desmedro del actual jefe de Estado, en un canal que se declara pluralista como es el caso de TVN.

Sin embargo, fue la alusión jocosa del forzado saludo con Marcelo Bielsa lo que sacó ronchas en Palacio.

Buscando en internet, encontré un artículo publicado por la revista "Ius et Praxis" del afamado constitucionalista Humberto Nogueira Alcalá, bajo el nombre "El derecho a la propia imagen como derecho fundamental implícito. Fundamentación y caracterización", que es muy pertinente para el caso que tratamos.

A saber, indica que "consideramos lícito el uso de caricaturas de personajes públicos o que desarrollan funciones públicas, ya que ellas se justifican en el derecho que tiene la comunidad, dentro de un sistema democrático, de opinar y criticarlos, cuando está presente el animus criticandi o iocandi pero no el animus injuriandi o su utilización como escarnio o en un sentido ultrajante, todo lo cual debe considerar el uso social en dicha sociedad, lo que debe ser analizado caso a caso".

Más allá de la exhaltación de Bachelet, no es ningún misterio que al actual gobernante no le gusta que lo imiten, ìncluso hubo rumores de que el Presidente lo censuró en Chilevisión antes de llegar al poder, para que la parodia no continuara durante la campaña.

Pero, aún sin hacernos cargo del rumor, la situación que cubre esta polémica nos obliga a citar el animus iocandi y defender no sólo la libertad de expresión, sino que el humor.

Transformar al Presidente en una figura intocable es un despropósito mayúsculo, digno de dictaduras. Además una incoherencia con la imagen que se pretende entregar de un Sebastián Piñera cercano a la gente, que pernocta en mediaguas, que sirve tallarines en albergues.

En la imitación de Kramer no hubo injuria ni ultraje al jefe de Estado, se le caricaturizó con talento, a propósito de un episodio complicado para su persona, pero parte del juego político.

Si no tiene ese grado de tolerancia, los sin sabores que experimentará durante su período serán muchos, y se corre el riesgo de ser recordado como un obstáculo a la libertad de expresión. Ya TVN comenzó a revisar a priori los contenidos programáticos.
Esperemos que esto quede aquí, y que el próximo objetivo no sea, por ejemplo, el popular The Clinic, que en su último número ya hace referencia al incidente.




Video: TVN
Foto: The Clinic

viernes, julio 02, 2010

EL CIRCO POST MUNDIAL


El apoteósico recibimiento que tuvo la selección chilena, en una enfermiza complicidad entre el gobierno, la prensa y la ciudadanía viene a ser el colofón patético de una participación deportiva, que siendo mediocre, generó entusiasmo y vano orgullo.

Porque no se ganó nada, se subrayaron incapacidades tradicionales, y aún así se consideró la actuación mundialista un nuevo triunfo moral más para las vitrinas vacías del fútbol chileno.

El seguimiento hecho por la radio, la televisión e Internet local a la llegada desde el aeropuerto hasta La Moneda sirve para confirmar el bajo nivel cultural del chileno, y el terreno fértil que representa para el gobierno y la prensa.

Por un lado, el Presidente Piñera estruja al máximo el producto Selección para alienar a la masa, con alfombra roja de por medio. Una maniobra hábil que le sirvió este mes para ganar tiempo en el marco de la reconstrucción post terremoto y con otras medidas impopulares.

Por otro lado, los medios de comunicación masivos del país, allanan el camino con una futbolización extrema, para mantener el rating alto y los ingresos por publicidad suculentos. La farandulización gana adeptos, que sirva de ejemplo parte de la extensa transmisión de radio Cooperativa en sus espacios informativos.

Y la guinda de la torta son los personajes de siempre, que se amontonan en las vallas papales, a lo largo de las calles de Santiago para vitorear a estos “héroes” con pies de barro, estos seudo gladiadores, que en la concepción romana hace rato serían alimento de leones.

Me asusta y asquea la senda que está siguiendo la sociedad chilena. La falta de análisis, la carencia de referentes de nivel, la cultura Light, esta trágica puesta en escena de las tesis de Ortega y Gasset.

Y pareciera que el capitán, los instrumentos y la tripulación del barco llamado Chile llevan una navegación por la orilla, recorriendo puertos pobres, sin aventurarse hacia nuevas aguas por conformismo y falsa conveniencia.

¿Cómo cambiar la bitácora, cómo no pensar en sacar los botes salvavidas en busca de naves más osadas y vanguardistas?

La estabilidad económica no es todo, la institucionalidad tampoco. Eso es lo que hace la diferencia y nos estanca el pantano del tercer mundo, en el agujero pestilente del subdesarrollo.


Foto: Presidencia