viernes, abril 30, 2010

EL FANTASMA DEL OPTISMISMO DESMESURADO


Las multitiendas comienzan a sacar cuentas alegres por la venta de televisores a medida que se acerca la Copa del Mundo; más aún si la Bielsamanía tiene a la selección nacional que participará en Sudáfrica 2010 como un seguro animador de la justa futbolera.

La ceguera de hincha que contagia, inclusive a quienes deberían mantener objetividad, como es el caso de la prensa. Todos creen que esta oportunidad es propicia para reeditar la actuación de 1962 y el manoseado tercer lugar en casa.

No obstante, muchos olvidan que Chile no sabe lidiar con el favoritismo, con las expectativas altas y con la fe de un pueblo. Ejemplos hay varios, como aquella selección que bajo las órdenes de Luís Santibáñez quiso hacer historia en España 82.

Una eliminatoria sobresaliente, aunque con rivales de pergaminos regulares, encendió el entusiasmo del ambiente futbolístico, y el oportunismo de la dictadura militar.

Cobertura televisiva, visitas a Pinochet, Caszely oficiándolas de cantante, fueron el introito para una de las campañas más paupérrimas en mundiales, con cero puntos, una goleada ante Alemania Federal y un penal errado que pasó a la historia.

Y con ello una generación de figuras como Patricio Yánez, Juan Carlos Letelier o Mario Osbén cargaron con la ignominia en el currículum.

Otro ejemplo; Copa América de 1991 en Chile, un equipo con la base del Colo Colo campeón de la Libertadores, como dueño de casa, era la oportunidad inmejorable para ganar un trofeo hasta hoy esquivo para nuestro fútbol.

Resultado, un insípido tercer lugar, detrás de despotenciadas selecciones de Argentina y Brasil. Todo el entusiasmo se esfumó.

La ruta de la escuadra de Bielsa apunta a un optimismo excesivo, una fe desmedida, que tal vez no afecte la mente del estratega, pero nada garantiza que el plantel se mantendrá ajeno a este fenómeno.

Y para ir preparando un espíritu más mesurado, les invitó a ver este resumen en video de las irregulares participaciones nacionales en las Copas del Mundo.

domingo, abril 18, 2010

Muerte de Petronio Romo: SE VA LA VOZ DE "LAS BRE-VE-NOTAS"...


Se trataba de una de esas voces inconfundibles de la radiotelefonía nacional, presente en un sinfin de espacios, comerciales, tandas. Petronio Romo pertenece a Chile, ya que su voz no se limitó a dar vida a las radios capitalinas más poderosas; en provincia también supieron de su ronquera pícara, de su fraseo juguetón y de un talento inigualable.

El miércoles pasado, a los 86 años dejó de existir, pero dejó en muchas generaciones marcas registradas como "El Diario de Cooperativa está llamando", "El informador", o la ya clásica "Brevenotas", estirando siempre la E con encono.

Fue dueño y locutor de la radio O'Higgins, y fue parte de emisoras como El Carbón de Lota, Gabriela, Cooperativa y Bío Bío. Amplia trayectoria, que se hizo presente en muchas estaciones como locutor comercial, entre ellas, las radios Orocoipo de Rancagua y Fantástica de Curicó. Además fue fundador del Sindicato profesional de Locutores de Chile.

A modo de homenaje, seleccioné en audio sus más recordadas performance en nuestra entrañable radiotelefonía, inclusive la despedida de la programación de radio Fantástica de Curicó, ya extinta.
Todo esto a sabiendas de que sus tradicionales frases, como las "bre-ve-notas", permanecerán en el éter por la eternidad, tal como en nuestra memoria.



Fotografía: Revista Ecrán, 13 de abril de 1955.