sábado, octubre 16, 2010

LA NACIÓN SUCUMBIENDO ANTE EL GOBIERNO


Una amiga y colega del diario La Nación no podía ocultar su intranquilidad por su futuro laboral, mientras esperábamos el comienzo de la conferencia de prensa de la Concertación en la sede del PPD.

La intranquilidad pronto se transformó en incomodidad cuando las preguntas comenzaron a apuntar en torno al futuro del matutino oficialista, bastante oscuro para sus trabajadores.

Se trata de otra arista tras los despidos que se han materializado durante el actual gobierno, y que estarían por acontecer en La Nación.

Durante la campaña presidencial, Sebastián Piñera mandó varios recados anunciando su fin, ya que en varias oportunidades las emprendieron contra él y la Alianza en forma artera.

Una vez en el poder, los cambios llegaron en la plana directiva, y hoy se teme la desaparición del formato papel, para limitarse a una edición on line y en papel sólo La Nación Domingo.

Situación que es avalada sutilmente por el nombre que lleva hoy el diario en los kioscos: La Nacion.cl, en letras blancas y fondo rojo.

Pero esto no es sólo "vuelta de mano". Si es que se aprueba una ley que otorga gratuidad a nuevas empresas para la iniciación de actividades, implicará una reducción del 70% en ingresos a través de anuncios para el Diario Oficial (una de las fuentes de financiamiento de la empresa La Nación).

En suma, una verdadera sentencia de muerte, que afectaría de partida a diagramadores, imprenta y servicios de distribución.

Ya se notan variaciones formales y de contenido, como el cambio de formato a uno más pequeño, y según sus trabajadores, en un llamado a evitar levantar polvo con crónicas, reportajes y notas.

Se trata de un proyecto que no conocen los trabajadores, lo que en realidad produce desasosiego, según lo que me comentó al teléfono la periodista y presidenta del sindicato nº 3 del diario, Nancy Arancibia.

“Queremos que nos digan, tenemos derecho a saber exactamente el proyecto de diario que se tiene, cuáles son los ajustes o cómo lo están pensando. En la medida en que eso implique despidos, nosotros nos defenderemos en el sentido de intentar de que sean los menos posibles” dijo.

Dudas que también se hicieron eco en la Concertación, en particular para la presidenta del PPD, Carolina Tohá, quien aboga por que La Nación se transforme y combata la falta de pluralidad que según ella existe en el mercado informativo.

Para muchos el diario La Nación juega los descuentos en sus 93 años de historia, la que estado marcada por un acentuado perfil oficialista en diversas etapas, y que al parecer, hoy le está pasando la cuenta.

No hay comentarios.: