martes, octubre 05, 2010

22 años del triunfo del No: LA RENOVACIÓN MÁS ALLÁ DE LAS FOTOS Y LOS RECUERDOS


Obviamente que la celebración que la Concertación realizó de los 22 años del triunfo del No estará distante de otros años. De ello da cuenta no sólo la celebración más íntima en el Litoral Central.

El diagnóstico que hacen personajes históricos del arco iris da cuenta de cierto grado de autocrítica, y más que enarbolar triunfos pretéritos, apuntan a la renovación y los próximos comicios municipales.

Así me lo planteó el ex coordinador de la campaña del No en 1988 y ex secretario general de gobierno, Genaro Arriagada.

“Lo más importante para la Concertación es mirar con frialdad y sin temor las situaciones en la que vive. Y la situación que vive, sin ser dramática, es preocupante” comentó.

Al otro lado del teléfono, Arriagada dijo que no sólo se ha perdido el gobierno, “sino que además hay problemas al interior que hacen necesario una profunda renovación”.

El ex ministro cree que “ese es el sentido de la celebración, es decir, cómo este cuerpo que ha tenido tantos éxitos, que ha hecho tantos aportes al país, se renueva para seguir sirviendo”.

Para quien estuvo a cargo del recuento de votos del comando del No en esa época, y que además fuera subsecretario general de la Presidencia en la era Lagos, Gonzalo Martner, este no es el momento de mayor alegría.

En nuestra conversación, señaló que se atesora “una mística, una energía, un momento muy importante en nuestras vidas, más allá de que la contingencia allá evolucionado en un sentido u otro”.

Pero Martner reconoce que “ahora, estando en la oposición, se cumplió un ciclo, un ciclo largo, y que ahora hay que reinventar otro. Hay un período necesario de decantación, de balance, de diagnóstico, y luego hay un calendario político que se va a expresar en las elecciones municipales, y luego, presidenciales y parlamentarias”.

Los presidentes de la Concertación que participaron en la ceremonia de conmemoración en la Caleta El Membrillo, Valparaíso, dieron fe del estado de introspección a partir de los discursos, con reiterados llamados a la renovación.

Carolina Tohá llamó a encarnar “un nuevo espíritu de unidad y diversidad”, criticando su extravío durante veinte años en la Moneda. Osvaldo Andrade llamaba a retomar “la voluntad de ganar, el hambre por volver a conducir el país”. José Antonio Gómez llamó a proponer ideas nuevas. Ignacio Walker habló de celebrar esta efeméride mirando a los próximos veinte años y no los últimos.

Tal vez el único que se quedó en los lugares comunes fue el Presidente Piñera, señalando que es una fecha que les pertenece a todos los chilenos, donde se escogió el camino correcto hacia la democracia.

A la larga, la potencia de una elección perdida, motivó un terremoto que echó abajo el arco del triunfo concertacionista, del que sólo quedaron las fotos y los recuerdos, “Photographs & Memories” como diría Jim Croce.

Porque seamos claros, a estas alturas, el plebiscito es sólo eso, fotos y recuerdos.

Foto: Cooperativa.cl

No hay comentarios.: