jueves, enero 14, 2010

¿TERMINAR CON LA DAVIS?


La serie de cambios que ha ido generando la International Tennis Federation y la ATP en los últimos años ha sido importante y a un ritmo infernal; la denominación de los torneos, los Masters, entre otras invenciones, dejan a los fanáticos en un constante estado de incertidumbre.

Sin embargo, ahora quieren ir un poco más lejos y sacar del calendario a la mítica y clásica Copa Davis. Según distintos medios de prensa, la iniciativa surgida en el seno del Consejo de Jugadores pretende crear un mundial cada dos años, con 32 equipos en lugar del actual certamen. (Más detalles aquí)

Y aunque la ITF se manisfestó reticente a eliminarla e insistió en que puede ser sumado como un nuevo torneo, no sería de extrañar que en el afán de limitar los calendarios de partidos, los tenistas logren la supresión de la Davis y una pérdida incalculable para este apasionante deporte.

La Copa Davis es como la sal del tenis, es el último reducto clásico en el deporte blanco, que da lugar a jornadas épicas, partidos interminables, nervio al máximo, emoción y garra en cada punto. Muchos jugadores lo reconocen: la Davis es otra cosa, jugar por el país le da otra connotación.

Sería una lástima, además porque si hay una confrontación que disfruto más que nada en el deporte es justamente la lucha por la “Ensaladera de Plata”, que además ha dado tantas buenas jornadas al deporte chileno.

Quién sabe si el match con Israel es uno de los último para Chile en una era centenaria.

No hay comentarios.: