domingo, agosto 23, 2009

LLEGÓ NUESTRO RETOÑO


No hay sueño, ni cansancio que mine la alegría que me embarga, la emoción que inunda mi corazón... nació mi hijo, Samuel ya está con nosotros.

Pasadas las 4 de la madrugada de hoy, la vida nos entregó el mayor tesoro inimaginable, y la ventura de ser padres.

No hay palabras que conjuguen la imagen de tu descendencia surgiendo con fuerza y tesón del vientre de su madre... Sin duda es el regalo más grande que mi esposa Paula me pude entregar.

Me embriago de llantos recién nacidos, de ojos entreabiertos, descubriendo... de oídos que captan al mundo como realmente es...

Mi niño esta en mis brazos, mi hijo que conforta... tan pronto vio la luz me miró y me reconoció, ya no como un eco filtrado por el líquido amniótico... hoy como la voz de su orgulloso padre.

Con el pasar de las horas nos hemos dado cuenta que la ansiedad que teníamos con Paula, mi amada esposa, por la llegada de nuestro primogénito se multiplicó y cayó como un aguacero de amor y cariño, una andanada para la cual no queremos paraguas.

Todos quienes se han hecho presentes en este acontecimiento, de una u otra forma, reafirman el vínculo entrañable que los une con esta familia de tres integrantes. Abuelos, tíos, amigos... todos han puesto un colchón de alegría para Samuel y lo han cobijado de un modo privilegiado...

Gracias a todos, pero por sobre todo, gracias a Paula, mi esposa, mi compañera, mi Principessa, mi todo, que me ha brindado el regalo más preciado en mi vida... mi pequeño Samuel, a quien vi crecer en su vientre, a quien vi nacer con ansias infinita de aferrarse a nosotros y colmarnos de felicidad... El edificio de nuestra existencia sigue forjándose, una parte importante de él acaba de arribar... y el vecindario también celebra... y seguirá creciendo...

domingo, agosto 16, 2009

EL FIN DE VICTORIA 612


En un cuento, que alguna vez publiqué aquí, hablaba de cómo todos los resabios de la red tranvías de Santiago estaban conectados con una terminal en calle Victoria, entre San Isidro y Víctor Manuel.

Cuando descubrí el galpón, seguí efectivamente los rieles que habían en calle Carmen; fue fascinante encontrar el gran centro de operaciones de lo que fue uno de los principales medios de comunicación de la capital. Uno debía buscar algún agujero en las añosas paredes exteriores para hallar el premio de la gran estructura, que es posible observar en la foto que antecede este relato, parte del archivo de Chilectra, y tomada el día de la compañía el 1 de agosto de 1932.

Hoy por hoy, el galpón está a punto de correr la misma suerte de los funcionarios de la imagen: morir irremediablemente.

Con tristeza noté que el boom inmobiliario santiaguino se está tragando este trozo de historia, extirpando lo que fue el corazón de tren urbano. Un edificio de departamentos ocupará la numeración Victoria 612.

La capital y su patrimonio siguen sufriendo los embates del progreso, y lo que fue antaño un virgen barrio Matta, ahora es el objetivo de la nueva oleada de edificios.

A este paso, el patrimonio arquitectónico estará compuesto por fotos, y ho nay ADN que pueda clonar un edificio y su historia...

Descansa en paz, Victoria 612...

Foto "Luces de Modernidad. Archivo Fotográfico Chilectra"

martes, agosto 11, 2009

SANTIAGO-TRONDHEIM


La radiodifusión de vez en cuando nos trae sorpresas. Las ondas, como ánimas penitentes pueden llegar hasta los confines más insospechados. De eso me di cuenta hoy por la mañana.

Me encontraba cumpliendo mis labores periodísticas en la Radio Usach, cuando en medio de una conversación con el jefe técnico, éste me comenta que recibieron un correo electrónico desde Noruega, específicamente de Trondheim, de una persona que logró captar nuestra señal AM.

-¿Noruega?- repliqué yo, sin poder dar crédito a una aseveración tan increíble.

Le pedí a Iván que me mostrara el correo y el audio que Odd-Jørgen (el lejano auditor, casi extraterrestre) nos envió de la transmisión; comenta que es un "coleccionista de transmisiones", que el pasado sábado se topó con una señal del 124 AM a las 4 UTC y quería saber si existía la emisora.

Tras leer a la rápida, con ansiedad le pedí a Iván que descargara el audio... fue una sensación entre emocionante y tenebrosa; sonaba como si desde el más allá hubiesen captado la programación habitual buscando migajas de vida, como si a miles de años luz una civilización nos pudiera escuchar.

Con el avance de la tecnología y las comunicaciones también se podría tratar de un truco o una broma... sin embargo, mantengo mi espíritu romántico y me entusiasmo con esas débiles ondas hertzianas que cual salmón contra la corriente, superaron las barreras de un extremo a otro del planeta para cumplir su labor: comunicar.

Vaya satisfacción.

La siguiente puede ser una insignificancia, una tontería para muchos. Para mi, es una razón más para seguir haciendo radio... se trata del audio que nos envió nuestro amigo Odd-Jørgen

domingo, agosto 09, 2009

NOCTÁMBULOS DE LOS 90'S


La oferta televisiva para noctámbulos a comienzos de los años noventa era bastante exigua, por no decir nula para quienes vivíamos en regiones y sólo contábamos con dos canales, el 7 y el 13. Sin embargo, siempre se agradecía alguna película que llegara a las cero horas, lo que implicaba alguna serie norteamericana de bajo presupuesto.

"Cine de Medianoche", auspiciado por Calzarte; seguramente somos muchos los que pasamos las noches de insomnio viendo modelos de zapatos "ecológicos".

Luego de eso, se exhibían series como "Juego Sucio" ("Hard Ball") o "Adderly", ambas historias policiacas de poca monta. Punto a parte son las películas, que muchas veces se trataban de joyitas como "Pump up the volume", Barfly" o el documental "Straight, No Chaser"... filmes que dicho sea de paso son de mis favoritos.

Para seguir recurriendo a la nostalgia, adjunto este video con el cierre de "Cine de Medianoche" y el recordado comercial de Calzarte.

video

domingo, agosto 02, 2009

PRIMEROS AÑOS EN LAS LETRAS


Revisando la gran cantidad de material que he escrito en tantos años, encontré los resabios de mis primeros estertores creativos; aunque desde muy chico me sentaba frente 
a la máquina de escribir, estructurando historias de un par de párrafos, el primer intento de prosa data de 1991.

Un año después, di rienda suelta a mi fanatismo por el fútbol e imaginaba a Chile ganando la Copa del Mundo, relato que nunca tuvo un título.

De allí por años me dediqué a intentos de ensayo, sobre temas variados como una crítica a la incipiente Reforma Educacional en 1996. Comenzaba a desarrollar un espíritu crítico y contestatario que me duraría mis años de liceano.

Fruto de esa manía de combatir el entorno fue el reencantamiento con la prosa, so pretexto de partcipar en un concurso de cuento del Liceo, que no obtuvo premio, pero si constantes preguntas de mis maestros por el pesimismo que irradiaba "El capítulo que se lo olvidó a San Juan", de 1997. Se trataba de un análisis desalentador de la juvetud antes los ojos de dos ancianos.

Años después, dejaría la crítica social y transformaría a la muerte en mi tema predilecto. Experiencias post mórtem, llenos de ironía y desenfado tuvieron en "Papas con mayonesa", de 1999 su paradigma.

De ahí no paré, las letras se apoderaron de mi, las influencias de pensadores como Miguel de Unamuno, Söeren Kierkegaard, y sobre todo, Friedrich Nietzsche tiñeron mi pluma de nihilismo, deseperación, combate a la moral cristiana y los cánones sociales.

Fue el prólogo de mi camino por el periodismo y, obviamente de la creación de "Soy un hiperbóreo". Los años no han pasado en vano.

sábado, agosto 01, 2009

Radio Aurora: "LA DE LA MÚSICA BONITA"


2002 fue el fin de 20 años de "música bonita"; la radio Aurora, cambió de nombre, y tras ella un estilo músical muy variado.

Aurora nació en 1982 como propiedad de Radio Chilena y, después de centrarse en el jazz, se dedicó a balada latina y música del recuerdo con pocos locutores. Durante muchos años fue mi modo de conocer melodías antiguas, de los años 50 y 60, en el espacio que cada tarde Miguel Davagnino daba vida.

Escuchaba la señal de Talca, en el 98.9 FM (que tenía su propia marca y publicidad durante la programación), en especial los fines de semana, cuando el olor a planchado de uniformes y lustrado de zapatos se licuaba con algún hit de Frank Sinatra o Paul Anka. Era una verdadera enciclopedia para quienes deseabamos incrementar el background.

Gracias a este espacio logré grabar una considerable cantidad de canciones, que antes del Internet era complicado conseguir.

En la noche eran imperdibles los "Ocho Magníficos" con Christián Gordon. Muchos olvidan que durante algún tiempo transmitió junto a Radio Chilena el Festival de Viña del Mar.

En estos días me puse a revisar el material en cassette que conservo, y me encontré con una que otra locución del espacio de recuerdos de Davagnino que mezclé junto a la característica de una radio que quedó en los corazones de una generación.

El dial fue ocupado por radio Imagina, e inmediatamente la magia desapareció.
En honor a los años de gloria, venga este modesto homenaje.