jueves, abril 24, 2008

¿Y SI ESTUVIERA MUERTO?


Me imagino el desfile de "pereginos" comunistas de todo el mundo junto al féretro del jerarca, exhibido al mundo en la Plaza de la Revolución de La Habana, como en los grandes funerales de otros estandartes de la izquierda, como Stalin en la URSS o Tito en Yugoslavia. También viaja la imagen por mi mente de un gran memorial con el cuerpo embalsamado de Fidel, idéntico al de Lenin en la Plaza Roja de Moscú.

Es imposible dejar de tener estas visiones, más aun después de tanto cambio estrepitoso en Cuba desde que Raúl Castro se hizo cargo del poder, previa renuncia de su hermano. Venta de electrodomésticos, de celulares, libertad para viajar, una serie de reformas impensadas antaño, hoy se materializan para el asombro de los propios cubanos y el mundo... ¿o es que los años verde-oliva acabaron junto con su forjador?

Es que fue normal en la Unión Soviética que se dilatara la información del deceso de sus líderes, seguramente para organizar la sucesión y preparar al pueblo. Tal vez esto mismo ocurre en Cuba, que se contenta con una que otra columna de opinión de Fidel en el periódico Granma, refrendando las medidas adoptadas por su hermano. Muy sospechoso.

No me extrañaría que en los próximos meses apareciera la noticia de la muerte de Castro y la imagen de su cadaver bien conservado en el lecho final... me huele a inyecciones de silicona, a la muerte de un sistema, al fin de una era...

Hoy la revolución cubana agoniza... Fidel tal vez ya murió...

lunes, abril 21, 2008


SABROSA POLÉMICA SOBRE LIBERTAD DE EXPRESIÓN 

"Imagínate que yo comenzara a comentar los titulares de Chilevisión, con Alejandro Güillier. Cuando empieza a hablar de las noticias, las primeras cinco noticias... yo, literalmente, empiezo a llamar al 133... Es una decisión editorial pues si Chilevisión estima que el país está lleno de delincuentes y la sangre chorrea por la Alameda: (es una) decisión editorial".

Con estas palabras el vocero de gobierno Francisco Vidal se desmarcó del titular del diario La Nación al cual hacíamos mención anteriormente, fustigando fuertemente la línea editorial de Chilevisión en particular.

Pues bien, el vocero de gobierno fue invitado la misma noche del 16 de abril pasado al programa "Última mirada" del medio aludido, oportunidad en la que se produjo un debate de los más jugoso. En esta conversación con el periodista Matías de Río puso en el tapete la predilección de canal 11 por dar preponderancia a la crónica policial, según Vidal, para alertar a la población de un supuesto alto grado de delincuencia.

En fragor retórico, hasta Sebastián Piñera salió a la palestra.

Independiente del contenido de la discusión, me llama la atención que no se haya hecho eco a esta entrevista, ya que se toca fuertemente el tema de los medios, la libertad de prensa y la objetividad. Temas profundos, entretenidos y que la ateñen a cada ciudadano por la calidad de la información que está recibiendo, se pierden en la vorágine noticiosa del momento, la coyuntura, sucumbiendo a la postre.

A raíz de esto, para que no se pierda en tiempo, publico el video para que el lector se deleite con una buena discusión televisiva.

miércoles, abril 16, 2008


LA COSA NO ES DAR ÓRDENES 

Se ha criticado hasta el cansancio el intervencionismo de Pinochet durante la dictadura en medios de comunicación, siendo una de las principales banderas de lucha de la Concertación durante 18 años.
Sin embargo, la velada presión que se hizo al Senado en la portada del diario La Nación el día de hoy, con el fin de influir en el desenlace de la acusación constitucional contra la ministra Yasna Provoste provoca vergüenza como ciudadano y como periodista.

No es posible que el gobierno de turno, elegido democráticamente haga uso de la prensa para dar recetas o adiestrar al poder legislativo sobre lo que debe o no hacer. Mal que mal, cada uno de los honorables sabe su rol en el hemiciclo.

Las primeras planas no son para hacer proselitismo velado, son para informar y dar a la opinión pública las herramientas para saber sobre la realidad nacional. La Nación es un medio del Estado y no el pasquín de la Concertación o de la presidencia. Para opinar están las columnas firmadas por su autor.

El gobierno da otro manotazo de ahogado por una crisis creciente ante la opinión pública. Mas aquello no sirve de excusa para publicar esta clase de "llamados al orden", justificando subrepticiamente errores evidentes de una secretaria de Estado en su quehacer.

Es de esperar que se trate de un hecho aislado y no una guerra que no le haría bien a nadie.
En prensa las cosas si tienen su orden.

martes, abril 15, 2008

ENSAYANDO CON LOS IMPRESENTABLES


Previo al show de noviembre de 2003 con los Impresentables dimos vuelta por mil sitios para poder ensayar. Tampoco tuvimos oportunidad de practicar con todo el contingente; por una u otra razón siempre faltaba uno...

El lugar predilecto para los ensayos fueron las salas que estaban vacías por las tardes en la escuela de Periodismo de la Usach; se trataba de espacios amplios para poder poner los instrumentos y amplificadores. No obstante, varias veces nos llevamos los retos de los profesores que estaban haciendo clase en las aulas contiguas, y no veían armonía entre las guitarras eléctricas y la cátedra. Recordamos con especial terror a una profesora de psicología que con cara de bestia fue gritar para que nos calláramos. Por lo general no tuvimos grandes dramas.

Sin embargo, en las aulas no teníamos la opción de ensayar con la batería a cargo de la Insalubre, razón por lo cual tuvimos que movernos a alguna sala de ensayo.

La búsqueda fue infructosa, pues el lugar se debía acomodar a nuestra realidad monetaria bastante escuálida. La Insalubre decía estar segura sobre la existencia de un lugar barato, pero estaba muy curáa la vez que salió de allí... Pasamos por salas de calidad (que no podíamos usar por falta de capital) y galpones malolientes como el de Eyzaguirre entre Serrano y Arturo Prat, verdadera catacumba romana de la que en cualquier momento podía surgir algún vampiro o engendro del demonio. Hoy es solo un recuerdo, el galpón fue demolido.

Finalmente anclamos en Serrano 767, el altillo de un taller mecánico que cobraba pocos pesos por la sala de ensayo con instrumentos incluidos (excepto el teclado que cargué cual cruz por horas). Al fin logramos juntar los instrumentos, no así la voz, ya que Abst3mio no asistió a la cita.

Buena experiencia, buen sonido y grato momento para tocar a nuestras anchas, sin reclamos de nadie. Tanta emoción casi hizo caer al Marko que se enredó en los cables del bajo...

En plena primavera, el calor del altillo se hizo sentir, con el olor a humedad creababa un microclima tropical que hacía temer por los instrumentos eléctricos, pero no paso nada...

Tras el ensayo quedaba bajar las revoluciones y pasar la sed... todo se solucionó con una cerveza helada en una placita en la esquina de San Francisco y Santa Isabel...

jueves, abril 10, 2008

PASO POR RÍO VERDE




Navegando por internet me encontré con una foto del paso del ex presidente Ricardo Lagos por la comuna de Río Verde, en la XII región el 3 de febrero de 2006. Pueblo pequeño, a orilla de los canales sureños, se convulsionó con la visita del mandatario, tal como se puede apreciar en la instantánea tomada por la Presidencia de la República, en la que salgo en un rincón escondido, casi imperceptible cubriendo la gira para El Mercurio...

De esta visita me llamó la atención lo aislado que estaba este pueblo del resto de la civilización, flanqueado por estancias ovejeras, grandes extenciones de pampa de un verde eterno y húmedo, y los canales gélidos. En los cerros era posible divisar a no mucha altura cóndores, disfrutando de la velocidad que los vientos australes les permitían alcanzar.

Daban ganas de tomar las maletas y quedarse allí para descansar del ruido citadino, sentarse junto al fuego y mirar por la ventana como si se tratase de un televisor; una lluvia en el sur vale más que mil películas.

En los discursos se decía que la zona contaba con un potencial carbonífero inmenso en la isla Riesco, que podría ser explotado en un futuro... al parecer sólo en eso quedó...

miércoles, abril 09, 2008

UNA VIDA CON LA OREJA EN LA RADIO


Sacando cuentas, llevo caso treinta años como radiomaniaco; es una costumbre demasiado arraigada, casi un ritual de encender el receptor y sentarme a meditar, "cerrar las puertas y quedar en la intimidad" como decía la presentación de "Solos en la Noche" de Radio El Conquistador.

Si me pongo a hacer memoria de cómo me hice tan asiduo a las ondas herzianas no dudo en responsabilizar a mi padre, quien pasaba sus horas libres compartiendo en especial la onda corta; parece ayer cuando en una pieza, a la hora del crepúsculo sintonizaba la Radio Moscú y los programas "Escucha Chile" y "Aqui Magallanes", esos sones los tengo grabados en mi memoria infantil claramente. La Radio Nacional de Chile ("Más Deporte"), la BBC, la Nederland, también estaban dentro de su gusto.

La afición por la onda corta la heredé, haciendome casí un maniático de las frecuencias; me gustaba coleccionarlas, anotarlas con sus horarios en un cuaderno por horario de transmisión. Llené hojas con radios de sitios recónditos como Armenia, Vietnam o Taiwán.

Las emisoras AM también eran de mi gusto. Los primeros trasnoches radiales los tuve con "Rueda Libre" de Radio Chilena, los noticiarios y obviamente las transmisiones deportivas, que por ese entonces me alucinaban. Como olvidar los relatos de Vladimiro Mimiça en la época dorada de la "Chispa del Deporte" con transmisiones maratónicas los fines de semana, fantástico.

Tiempo después me obsesioné con la Frecuencia Modulada, tanto nacionales como de Curicó; Aurora, Finísima, Opus, Margarita, Logika, Caracol. La gracia es que todas tenían un perfil nostágico, música que cada día desaparece en la oferta radial actual, programación que traslada y sigue llevando a otra época.
 También eran útiles para engrosar la colección musical, grabando cuanta canción buena apareciera. Por esos años aún se podía pedir algún tema por teléfono en la madrugada, ya que los radiocontroladores programaban a su antojo.

Citaba el programa "Solos en la noche" de El Conquistador, un placer para noctámbulos, con buenos comentarios y música ad hoc para meditar "mirando el techo".

Antes he hablado de radio Infinita y de los malabares que hice para poder escucharla; antes de que pusiera una antena en Curicó, sintonizaba la señal de Rancagua cuando las radios locales cerraban sus transmisiones en la noche.

Con el tiempo hasta me di el gusto de trabajar en una emisora... que más se puede pedir...

Vivir sin televisión no es un martirio para mí... si lo sería no tener una radio que sintonizar, una compañía en noches largas de insomnio, en un viaje eterno, en una tertulia... mi vida sin la radio sería una película muda sin banda sonora, así de grave...

miércoles, abril 02, 2008

LOS ÁLBUMES DE FÚTBOL


El otro día, mientras compraba el diario La Segunda en un kiosko del centro de Santiago inevitablemente el olor mezcla de revista, dulce, diario y chocolate me trajo a la memoria las ocasiones en que una iba a comprar sobres con láminas... aroma a álbum.

Me acordé, sin embargo de aquel que salió para el Campeonato Nacional y Copa América de 1991 y que se canjeaba con tapitas de Coca Cola. Recorrí hasta la cantina más decadente de Molina recolectando los mentados pedazos de metal para cambiarlos en la fuente de soda "Donde Emilio". Al poco tiempo me enteré de que en la botillería Masam uno podía comprar sobres sin tapas. En ese álbum me faltaron hartas láminas, pero reuní casi todo el equipo de Colo Colo.

Para el año siguiente Salo sacó la versión 1992 para el Campeonato Nacional, incluyendo la segunda división. Estos sobres si se compraban en kioskos, y me esperé bastante en juntar las láminas de Colo Colo; por esos días compraba a compañeros de curso a 100 pesos de la época las figuritas que me faltaban... así logré hacerme con Ruben Martínez y la insignia...

 
Lamentablemente nunca pude conseguir la de Eduardo Vilches.

El último que junté fue el de la Copa América de 1993... creo que me faltaron tres láminas, aunque era más acotado.

Después de eso aparecieron los especiales "Todo Fútbol" de la revista Don Balón, quer le ahorraban a uno gastar plata en láminas, centrándose en tener toda la información de un solo "paraguazo". Pero nadie puede negar que juntar un álbum era un ejercicio de paciencia y esperanza sin par.