miércoles, marzo 26, 2008

Neil Aspinall (1941-2008) EL CLAN BEATLE SUFRE UNA NUEVA PÉRDIDA



Todo aquel que conozca la historia de los Beatles sabe perfectamente la importancia que tuvieron algunos personajes en su ascenso a la fama, desde Brian Epstein a Mal Evans. Dentro de ese espectro de socios-amigos estaba Neil Aspinall, quien falleció el pasado domingo a los 66 años luego de arrastrar un largo cáncer pulmonar.

La relación con el cuarteto fue larga; sin ir más lejos, fue compañero de curso de Paul McCartney en el Liverpool Institute. En los albores del grupo fue chofer en las largas travesías por Inglaterra en busca de oportunidades, luego encargado de organizar las giras, para terminar haciéndose cargo de la parte financiera de los Beatles tras la muerte de Brian Epstein en 1967.

Tras la disolución de la banda, fue responsable de recopilaciones importantes como el doble álbum "Live at the BBC", el ingente trabajo audiovisual que sería conocido en 1995 como "The Beatles Anthology", el álbum "1" y la remasterización de "Yellow Submarine".

Para mi sorpresa, mientras leía una nota necrológica publicada ayer en el New York Times, me entero de que también participó en algunas canciones de los Fab Four; a saber, tocó instrumentos en los temas "Within You Without You", "Being for the Benefit of Mr. Kite!" y "Magical Mystery Tour".
También se lo recuerda como quien recopiló las fotografías que adornaron la portada del álbum "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" en 1967.

Sin duda se trató de un puntal en el ascenso del grupo hacia la fama, por lo que es considerado el quinto beatle, apelativo que también ostentan George Martin, Mal Evans y Brian Epstein.

martes, marzo 25, 2008

LAGOS, EL GRAN JEFE DE TODAS LAS TRIBUS


"Fui Presidente de Chile. ¿Usted cree que un Presidente de Chile va a poner su nombre al servicio de una tribu en particular para participar de una primaria? Yo creo que no". Como siempre, el ex presidente Lagos lanza sus frases para el bronce llenas de soberbia y con segundas intenciones. Estas palabras expresadas en Polar TV de Punta Arenas no sólo lo instalan de manera expresa en la carrera presidencial, como lo interpretó el senador PS Camilo Escalona. De sus dichos se desprende un desmarque de la Concertación desde el momento que califica a su partido (e indirectamente a todo el conglomerado) en tono casi peyorativo como "tribu".

¿Es que el ex mandatario nota la obsolescencia de la coalición de gobierno y ahora procura debilitarla para lograr una nominación transversal?

Lagos no tiene un pelo de tonto, sabe que tiene el poder suficiente para forzar una nominación en su favor, aunque esto cueste el quiebre de la Concertación. Lo que es más, vislumbra que la lucha más ardua con carácter de primaria va a ser contra Zaldívar y Cía, no con Alvear, Insulza u otros competidores de menor monta. Sabe que todos los partidos de gobierno están dispuestos a cerrar filas ante una candidatura que, aparentemente, crece en las encuestas y crea consenso.

Y obviamente, que la gran batalla para el comandante de todas las tribus es con Sebastián Piñera, que a los ojos de muchos, es quien tiene la primera opción de ganar las presidenciales de 2009.

En palabras simples, es el establecimiento del Laguismo como marca registrada, como una forma de inmortalizar la impronta del Bicentenario que con tanta vehemencia remarcó durante su mandato.

Ya usó a la Concertación para ascender y lograr imponerse ante la clase política... ahora es tiempo de levantar el campamento, apagar la fogata y llevar la tribu a territorios más promisorios. Porque él es jefe de la tribu...

lunes, marzo 24, 2008

EL "MASIVO" MORRICONE II


Los tres bis con los que Ennio Morricone cerró su segundo concierto en Chile dieron cuenta del agradecimiento y compenetración que hubo con los más de 10 mil espectadores que nos dimos cita en el Parque Bicentenario de Vitacura.

A esas alturas, el caos por conseguir entradas y la consiguiente espera a altas horas de la mañana, pasaron a un segundo plano. Dos horas con lo más popular del catálogo musical del compositor italiano quedaron en el corazón de todos quienes tuvimos el privilegio de disfrutar desde el comienzo con una celestial interpretación de "Ave María Guaraní" a cargo del Coro de la Universidad de Chile, de buen desempeño.

Tras eso, vino de lleno el talento de la Roma Sinfonietta Orchestra con el tema central de "Los Intocables" y una seguidilla de composociones del film "Once upon a time in America" de Sergio Leone, destacando "Deborah theme".

La filmografía de Giusseppe Tornatore se hizo presente con las interpretaciones de fragmentos de "The Legend of 1900", "Cinema Paradiso" y "Málena".

Cerró la primera parte del concierto el popular soundtrack de los spaghetti western de Sergio Leone, cuyo climax estuvo a cargo de "The good, the bad and the ugly" (fantástica e impetuosa versión, de lo más excitante de la noche) y "Once upon a time in the west" con la excelente interpretación de la soprano Susanna Rigacci.

Las miniseries tuvieron su lugar con "Marco Polo" y "Moisés", abriendo los fuegos de la segunda parte, seguidas de los sones de "Pecados de Guerra" y "Queimada". Luego vino la parte más emotiva con el tema central de "Sacco y Vanzetti" (una de las partituras mejor logradas del espectáculo) y lo más destacado de la legendaria banda sonora "The Mission".

Contrario al primer concierto, el público estuvo encendido y agradecido del show único que se presentó, lo que desembocó en un par de ex abruptos, como aplausos fuera de tiempo y gritos más propios de conciertos de rock. Sin embargo, en esta oportunidad no ocurrió lo del estreno, donde los "supuestos" invitados vip de Celfín abandonaron el Parque a mitad del show, toda una ordinariez.

Aunque se echaron de menos melodías como "My name is nobody", "Sicilian Clan" o "Chi Mai", nada opacó la entrega de Morricone, que mereció con creces una ovación de pié, un aplauso hasta hacer doler las palmas de las manos, porque el maestro lo merece, y tal vez sea la única ocasión en la vida para hacerlo.

miércoles, marzo 12, 2008

ESTUPIDEZ PONTÍFICE


Este pontificado se destaca por hacer noticia con anuncios estúpidos y extemporáneos, dignos de la época medieval; la última ocurrencia bajo el alero de Benedicto XVI es la creación de nuevos pecados, llamados “las nuevas formas de los pecados sociales” en palabras del arzobispo Gianfranco Girotti. Se incluye en estos la manipulación genética, experimentos en las personas, contaminación ambiental, drogas, la injusticia social y las desigualdades sociales.

Aún recuerdo cuando el anterior papa Juan Pablo II cambiaba la noción del infierno y el purgatorio; citando textual de Catequesis de Juan Pablo II sobre el Infierno, "Las imágenes con las que la sagrada Escritura nos presenta el infierno deben interpretarse correctamente. Expresan la completa frustración y vaciedad de una vida sin Dios. El infierno, más que un lugar, indica la situación en que llega a encontrarse quien libre y definitivamente se aleja de Dios, manantial de vida y alegría".

O veámos lo que el mismo Woytila señaló sobre el Purgatorio de que "hay que eliminar todo vestigio de apego al mal y corregir toda imperfección del alma. La purificación debe ser completa, y precisamente esto es lo que enseña la doctrina de la Iglesia sobre el purgatorio. Este término no indica un lugar, sino una condición de vida. Quienes después de la muerte viven en un estado de purificación ya están en el amor de Cristo, que los libera de los residuos de la imperfección".

Después de siglos procurando aterrorizar a los fieles con imágenes de suplicios entre brasas (la Capilla Sixtina es fiel referente de lo que la Iglesia quizó inspirar y hacer creer), con niños no natos en el Limbo, se buscó reinventar conceptos para frenar la cada vez mayor deserción de católicos a una doctrina malgastada y hedionda.

Ahora Ratzinger inventa nuevos pecados para "renovar el catálogo". Tal vez es una forma de retener a los fieles que incólumes de faltas más tradicionales, se escudaban en la droga o en la discriminación para saciar sus humanas ansias de grandeza y placer.

Sirvan como bálsamo las siguientes palabras de Friedrich Nietzsche en "Así habló Zaratustra" en el capítulo "De los sacerdotes":

"- ¡En cadenas de falsos valores y de palabras ilusas! ¡Ay, si alguien los redimiese de su redentor! En una isla creyeron desembarcar en otro tiempo, cuando el mar los arrastró lejos; pero mira, ¡era un monstruo dormido! Falsos valores y palabras ilusas: ésos son los peores monstruos para los mortales, - largo tiempo duerme y aguarda en ellos la fatalidad.
Mas al fin ésta llega y vigila y devora y se traga aquello que construyó tiendas para sí encima de ella.
¡Oh, contemplad esas tiendas que esos sacerdotes se han construido! Iglesias llaman ellos a sus cavernas de dulzona fragancia.
¡Oh, esa luz falsa, ese aire que huele a moho! ¡Aquí donde al alma no le es lícito - elevarse volando hacia su altura! Su fe, por el contrario, ordena esto: «¡De rodillas subid la escalera, pecadores!» ¡En verdad, prefiero ver incluso al hombre carente de pudor que los torcidos ojos de su pudor y devoción!".


Basten estas palabras para librarnos de perdón y misercordia proveniente de una supuesta "infalibilidad" papal.

lunes, marzo 10, 2008

EL "MASIVO" MORRICONE


El viernes pasado, en la sección de editoriales del vespertino la Segunda, el escritor Jorge Edwards refunfuñaba contra los organizadores de la ópera chilena "Viento Blanco", basada en la tragedia militar de Antuco, por un episodio que transcribo a continuación:

"Pensaba escribir sobre la ópera chilena Viento Blanco y había comprado un par de entradas, en mi calidad de ciudadano a pie, hacía por lo menos quince días. Pero los extraños designios municipales echaron abajo mis propósitos de escritura. Cuando la función estaba a punto de comenzar y leía el católogo de la obra con toda calma, llegaron dos señoritas de expresión militar, blindadas frente a toda forma de argumentación (...) y me indicaron que tenía que pasar de las filas tres y cinco, las que había adquirido en boletería al precio normal, a las filas veintitantos. ¿Por qué? Porque dos funcionarios que probablemente no saben lo que es la ópera tenían que ocupar mis asientos" (La Segunda, viernes 7 de marzo de 2008, pág. 13)

Entre gracia y pesar terminé de leer este artículo, sin saber que un par de días después sería "víctima" de una circunstancia similar.

Ayer, cerca de la medianoche, junto a mi esposa nos aprestábamos a reservar por internet un par de invitaciones para el concierto de Ennio Morricone a realizarse el próximo 19 de marzo en el Parque Bicentenario de Vitacura. Lo trágico es que por más que intentamos ingresar en el web site de Celfin, empresa que se encargó de entregar las entradas, fue imposible completar la inscripción, ya que el sitio funcionaba mal, y luego las benditas invitaciones se agotaron.

Tal vez era previsible que estás se acabaran pronto, ya que eran sólo 5 mil, de las diez mil aposentadurías que estaban disponibles. ¿Qué pasó con las otras 5 mil? Serían entregadas a invitados especiales.
Lo más probable es que el espectáculo se llene de operadores de bolsa ignorantes o algún mando medio municipal "apitutado" de Vitacura. Que de los afortunados que consiguieron algún ticket por internet, gran parte sean curiosos que con suerte conocen el registro de Morricone para "La Misión" o crean que la melodía de "El bueno, el malo y el feo" se llama "Bolsero".

Y se me vienen a la mente ciertas palabras del filósofo y periodista español José Ortega y Gasset en el libro "La rebelión de las masas" que calzan perfectas en este momento: "Las ciudades están llenas de gente. Las casas, llenas de inqulinos. Los hoteles, llenos de huéspedes. Los trenes, llenos de viajeros. Los cafés, llenos de consumidores. Los paseos, llenos de transeúntes. Las salas de médicos, llenas de enfermos. Los espectáculos, como no sean muy extemporáneos, llenos de espectadores. Las playas, llenas de bañistas. Lo que antes no solía ser problema, empieza a serlo casi de contínuo: encontrar sitio".

Me pregunto, ¿sabrán los afortunados espectadores que Morricone fue un activo protagonista de la época de oro del Festival de San Remo, tendrán noción de su aporte en géneros tan desconocidos como el terror (cítese la producción de la banda sonora del telefilm italiano "Drammi Gotici", una joya musical). Sabrá el corredor de bolsa valorar un programa en que sonaran no sólo los archiconocidos "Gabriel's Oboe" o "The Falls", sino que también excelentes craciones como "Deborah theme" de "Once upon a time in America", extractos de "Sacco e Vanzetti", o de la miniserie "Marco Polo".

El mundo cree conocerlo, y no sabe ni la mitad. En tanto, quienes hemos seguido su obra y las películas a las cuales ha dado vida de forma paralela, quienes seríamos capaces de disfrutar tal manjar, nos quedamos mordiendo el polvo de la injusticia que trae consigo esta democracia popular tan manoseada y que no es más que un afán de ganar votos dándole "caviar a los chanchos".

Citando a Ortega otra vez, "la muchedumbre, de pronto, se ha hecho visible, se ha instalado en los lugares preferentes de la sociedad. Antes, si existía, pasaba inadvertida, ocupaba el fondo del escenario social; ahora se ha adelantado a las baterías..."

Y aparecerán las notas de prensa en que la gente dirá "que bonito", "que bueno que se acerque la cultura a la gente", típico de la pudredumbre socialdemócrata de Tercera Vía que inunda el país...
Se acabaron los tiempos de manjares para expertos... son muchos los que quieren ocupar un lugar que no se merecen...

lunes, marzo 03, 2008

Conflicto Bolivariano: SOPLAN VIENTOS DE GUERRA


Si Bolívar viviera consideraría inaudito que su Gran Colombia estuviese en el actual grado de beligerancia. Se trata de un conflicto en que ni siquiera las banderas se distinguen, se trata de países que durante años han convivido en paz y comunión. Salvo un par de escaramuzas por la Guajira entre Colombia y Venezuela, y ahora último algunos reclamos ecuatorianos contra las incursiones del ejercito cafetero para acabar con plantaciones de coca de las FARC, jamás hubo un desencuentro como el actual.

Sin embargo, la muerte del segundo de la fuerza paramilitar antes citada, Raúl Reyes, en territorio ecuatoriano, puso al gobierno de Álvaro Uribe en una incómoda situación al tratarse en una intromisión en territorio ajeno.

A mi parecer, Ecuador no habría "cacareado" tanto de no ser por la siempre poco conciliadora actitud del mandatario venezolano Hugo Chávez, quien no espero mucho para amenazar a sus vecinos y movilizar tropas, actitud que sin duda envalentonó al presidente ecuatoriano Rafael Correa, que emuló el ejercicio militar.

Colombia prontamente acusó a Quito de promover un acercamiento con las FARC, distanciando aún más las posiciones, pasándole la pelota ahora a la ONU y la OEA.

Se trata de una situación delicada, en la cual se pueden poner en juego las lealtades que se han mantenido en las últimas décadas; Estados Unidos no se mantendría neutral en un eventual ataque a su socio Uribe. En tanto, Ecuador podría llamar a Chile a apoyar su posición, algo que ya se vislumbró a partir de las declaraciones de la presidenta Bachelet y el canciller Foxley.

Esto último podría entorpecer las negociaciones que mantiene Chile con Ecuador con el fin de que su amistad se materialice en un apoyo de la declaración de 1952 y 1954 sobre límite marítimo, en discusión ante la Corte de la Haya a petición de Perú.

Es de esperar que la sangre no llegue al río, por que la calma sudamericana está en riesgo ante un potencia conflicto armado que vincula a todo el Cono Sur.