martes, octubre 28, 2008

SE ACABÓ EL HECHIZO


Hace años, en Curicó existía un mito que asignaba a una bruja la responsabilidad de que el equipo local de fútbol, Curicó Unido, no saliera de la Tercera División desde 1989; según este cuento, el equipo pasó a almorzar a un restorante de Vichuquén y se fue sin pagar la cuenta. Por este agravio, la dueña del local hizo uso de sus aptitudes hechiceras y "cargó" al club con una mala suerte que duró hasta 2005, en que al fin lograron ganar la final y subir a la Segunda División.


Los fantasmas de tales fracasos parecen haberse difuminado, ya que con un triunfo de 1-0 sobre Deportes Puerto Montt, el cuadro tortero ascendió ayer a la Primera División, transformando a la ciudad en un carnaval nunca visto. Se trata de un estreno en fútbol grande con el nombre actual, ya que un antecedente no menor es que Curicó Unido es el antiguo Ferrobadminton cuando dejó la capital.

En la provincia, el club genera simpatías (me incluyo), y un potencial ascenso estaba en los cálculos más optimistas, pero no así realistas. Por ello la explosión de júbilo en una afición que estuvo siempre ensombrecida por el Rangers de Talca, que desde el próximo año dará vida a un clásico de división de honor.

Vengan las felicitaciones a Curicó Unido y un paso merecido por una campaña regular. La esperanza es que el plantel no pasé a engrosar las filas de los clubes ascensoristas del fútbol chileno.

video

1 comentario:

Tony Zapatito dijo...

Hubiera sido de escarbar mucho como hallar esta maldición que suena muy divertida a la primera, me recordó la historia cuando El Temucano y otro grupo de artistas divisaron un ovni en el desierto... En otras palabras: delirio y frustración.
Lo cierto es que al día siguiente del ascenso leí el diario de Curicó, La prensa, y me detuve en la sección de deportes. Fueron al menos 5 planas (contando con el aviso de Multihogar en la contraportada). Me llamó la atención el par de jugadores paraguayos que sin pudor afirmaban que este evento era lo más importante de sus vidas. Luego, no quedando conforme, visité la página web del club y entré a la sección del primer equipo. Me dio risa ver las caras de algunos que más parecían delincuentes comunes. También me llamó la atención un jugador argentino de casi 40 años y pensé en mí, pensé si yo era igual de fracsado como ése...
Felicitaciones a Curicó, una ciudad al menos más movida que la aletargada y metafísica Talca. Tengo bonitos recuerdos de ambas ciudades, claro está, jajaja, recuerdo cuando me senté en el parque para retratar unas esculturas un sábado de mañana... Qué fracasado me sentí.