lunes, septiembre 15, 2008

LA RADIO DE TODOS


Hace unos días, cuando supe del incendio en un inmueble de calle Phillips, temí lo peor; que el siniestro ocurriera en el número 40, antigua ubicación de los estudios de radio Chilena.

Por un lado, fue lamentable el hecho, ya que en un sector aledaño hubo dos pérdidas de vidas humanas. Pero a la larga queda el consuelo de que el verdadero patrimonio de la radiodifusión nacional no se vio afectado.

Como un impulso tomé la cámara fotográfica y tomé algunas instantáneas del frontis de Phillips 40, centro neurálgico de la entretención por años en el siglo XX; desde que el Presidente Arturo Alessandri Palma la inauguró, radio Chilena fue la pionera de la nación.

Con los años se consagró como una de las emisoras con mayor raigambre en la población, lo que se mantuvo hasta su desaparición en 2005.

 
En tantos años, se sucedieron muchos programas clásicos, en especial durante tiempos en que la radio cumplía el rol de entretención de la televisión.

No obstante, voy a hablar de mi experiencia escuchando “la radio de todos”. Solía captar en Molina la señal retransmitida por la subsidiaria de Talca, pero en las noches, lograba recibir la 66 AM que era emitida desde Santiago; principios de los noventa, después del noticiario “Primera Plana” de las doce, el espacio de trasnoche “Rueda Libre”… con ese me quedaba dormido.

“La Chispa de Deporte” era otro programa predilecto, con transmisiones deportivas que animaban el fin de semana. Los relatos estaban a cargo de Vladimiro Mimiça, los comentarios con Carlos Caszely, Max Walter Kautz. La locución comercial a cargo de Luis Hernández (a quien tuve el gusto de conocer en Cooperativa) y Mariano Muñoz Escarpa en las estadísticas, una ayuda que siempre se agradecía.

En las postrimerías de este importante medio de comunicación, escuché “A la Chilena en la Chilena”, heredero de “La Bailona” de Minería, que ofrecía un teléfono 800 para participar en las madrugadas, con la conducción de Martín Chávez y Óscar Castro. Sin ir más lejos, me gané un cassette de un grupo tropical en una ocasión.

Tras el fallido experimento “Chilena Sólo Noticias”, la radio se fue a pique. Hoy sólo queda la frecuencia AM, que es llenada con la programación de Play FM, como si fuese un fantasma de una época de esplendor.

No podría cerrar este comentario nostálgico sin nombrar nuevamente a la radio Chilena de Talca, que retransmitía muchos programas de Santiago, pero cuya producción propia amenizaba las noches con “El sereno de la medianoche”.

En honor al recuerdo, dejo esta selección de audios de años entreteniendo a los chilenos… Disfruten…


3 comentarios:

Tony Zapatito dijo...

La Chilena era muy buena, le tengo mucho aprecio... Es que la radio, al menos cuando se habla con nostalgia, siempre da algo sin recibir nada a cambio y uno es partícipe, cómplice desde el anonimato.

La Chilena fue una compañera fiel en mis años en Talca (también la Paloma). Pasado el límite de la medianoche la oferta comenzaba a silenciarse, así que la Chilena entretenía e informaba en todas esas horas muertas. A las 6 de la mañana, hora del relevo entre Santiago y Talca, solía sonar el "Enamorados" de Síndrome.. Sí; recuerdo que la versión de Talca era ad hoc mientras la globalización de las radiodifusión comenzaba a plasmarse por el dial...

Simpre me llamó la atención que esta radio haya muerto desde aquel "Sólo noticias" pues en el papel ese formato (hoy me hace recordar las radios públicas de Europa) también funcionaba bien... Es como que haya muerto sin pena ni gloria, sin homenajes, a lo mucho quedó un recuerdo, una onda susurrando su nombre.

RE dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tony Zapatito dijo...

putas, manda el correo