miércoles, agosto 06, 2008

LA RADIO DE MI PADRE


Cuando me radiqué en Santiago, una de las primeras cosas que me traje fue una radio antigua que pertenecía a mi padre. Un modelo Philips de los años 50 calculo yo, que funcionaba a tubos.

Recuerdo que estuvo en un galpón por años, hasta que la encontramos con mi padre e intentamos hacerla funcionar con unos repuestos fabricados por nosotros.

La experiencia duró poco ya que apenas enchufamos el aparato este lanzó chispazos. Tras eso volvió al galpón.

No obstante, un día la reencontré, la limpié y lustré para tenerla como una pieza de museo, como un testigo de la historia. Sin ir más lejos, mi padre escuchó muchos acontecimientos desde su parlante, gracias a su señal AM y onda corta. Siempre se acuerda de una transmisión en portugués del mundial de Suecia en 1958.

Junto con mi esposa pusimos el trasto como adorno en el living, como si se trata de un veterano de guerra, de una leyenda oral que espero mis hijos logren valorar en el futuro tal como lo hice yo.

2 comentarios:

Tony Zapatito dijo...

Para no ser menos, contar que nunca olvidaré la de fusibles Philips con la que mi mamá escuchaba a una tal "Chara, consejera sentimental" en radio Santiago todas la mañanas. Sí, eran otros tiempos, nada de "Buenos días a todos".
Pasaron muchos años hasta que la busqué de entre los cachureos de la casa y ahí estaba la pobre en un estado deplorable. No osé conectarla a la electricidad, sí recuerdo como anécdota que la abrí con intención de limpiarla... Hallé, creo, una pera seca, pero al examirnarla mäs detenidamente (la tenía en la mano) había descubierto para mi estupor el esqueleto putrificado de una ratón...

Anónimo dijo...

Hola amigo gusto de saludarte, si aun tienes tu radio yo te la puedo arreglar
saludos,
cel 9 783 73 290 santiago de chile
Raul