miércoles, agosto 13, 2008

LA CASA EMBRUJADA DE ÑUÑOA


Hace dos años la clásica casa embrujada de Ñuñoa, en la esquina de Avenida Matta con San Eugenio ardió tras años de mitos sobre presencias ectoplásmicas. En esa época vivía a algunas cuadras, en Santa Elena con Matta; las sirenas y el escándalo de madrugada altero la relativa calma de un barrío que en las noches era animado por los travestis de San Camilo.

El tema es que a pesar del amplio despliegue bomberil, la añosa construcción que antaño fue la casa patronal de la Familia Mujica, dueña de uno de los fundos existentes no pudo salvarse de la fuerza del fuego y sucumbió.

Fue construida en 1915 contaba con mil 600 metros cuadrados de construcción, más de 30 habitaciones, 5 cocinas y 7 baños.

Antes de quemarse, la mansión fue rematada.

Hoy se proyecta un edificio de departamentos en el sitio de una de las construcciones con mayor tradición fantasmagórica de Santiago.

Quien sabe si los entes que frecuentaban sus pasillos iniciaron el fuego, avivaron las cenizas del olvido y espontáneamente redujeron a cenizas su único vínculo con la materia, fenecieron, cual barco herido, en la punta de la vistosa torre que en algún momento les permitió apreciar sus dominios en lo que fue un frondoso y extenso valle de Santiago.

La foto que muestra lo que fue la casa de los Mujica es obra del fotógrafo Juan Siquier.

2 comentarios:

Tony Zapatito dijo...

Apropósito de fantasmas, ¿no es este viejo Hugo Tagle?:

http://img529.imageshack.us/img529/497/hugohd0.jpg

Espero comentarios.

PS: Foto tomada el año pasado. Si el link no funciona, prueba este otro:

http://img529.imageshack.us/my.php?image=hugohd0.jpg

Anónimo dijo...

Solo apuntar que Juan Siquier no es fotógrafo sino ilustrador y eso no es una foto sino una ilustración.