lunes, marzo 03, 2008

Conflicto Bolivariano: SOPLAN VIENTOS DE GUERRA


Si Bolívar viviera consideraría inaudito que su Gran Colombia estuviese en el actual grado de beligerancia. Se trata de un conflicto en que ni siquiera las banderas se distinguen, se trata de países que durante años han convivido en paz y comunión. Salvo un par de escaramuzas por la Guajira entre Colombia y Venezuela, y ahora último algunos reclamos ecuatorianos contra las incursiones del ejercito cafetero para acabar con plantaciones de coca de las FARC, jamás hubo un desencuentro como el actual.

Sin embargo, la muerte del segundo de la fuerza paramilitar antes citada, Raúl Reyes, en territorio ecuatoriano, puso al gobierno de Álvaro Uribe en una incómoda situación al tratarse en una intromisión en territorio ajeno.

A mi parecer, Ecuador no habría "cacareado" tanto de no ser por la siempre poco conciliadora actitud del mandatario venezolano Hugo Chávez, quien no espero mucho para amenazar a sus vecinos y movilizar tropas, actitud que sin duda envalentonó al presidente ecuatoriano Rafael Correa, que emuló el ejercicio militar.

Colombia prontamente acusó a Quito de promover un acercamiento con las FARC, distanciando aún más las posiciones, pasándole la pelota ahora a la ONU y la OEA.

Se trata de una situación delicada, en la cual se pueden poner en juego las lealtades que se han mantenido en las últimas décadas; Estados Unidos no se mantendría neutral en un eventual ataque a su socio Uribe. En tanto, Ecuador podría llamar a Chile a apoyar su posición, algo que ya se vislumbró a partir de las declaraciones de la presidenta Bachelet y el canciller Foxley.

Esto último podría entorpecer las negociaciones que mantiene Chile con Ecuador con el fin de que su amistad se materialice en un apoyo de la declaración de 1952 y 1954 sobre límite marítimo, en discusión ante la Corte de la Haya a petición de Perú.

Es de esperar que la sangre no llegue al río, por que la calma sudamericana está en riesgo ante un potencia conflicto armado que vincula a todo el Cono Sur.

1 comentario:

pedrito ñaque dijo...

estos culiaos indios ecuatorianos les gusta la callampinga tamben el pico y los maracos colombianos son narcotrfacantes del pico pichula callampa corneta

pedro ñaque, hermano del othro ñaque