lunes, febrero 18, 2008

EL MITO DE LA ISLA FRIENDSHIP


Por Rodrigo Alcaíno Padilla

El 17 de agosto de 1985, comenzó a hacerse conocido uno de los mitos más enraizados en la historia del fenómeno ovni chileno. El caso Friendship comenzó a llenar páginas de diarios y minutos en radio y televisión por lo extraño e inverosímil de la historia; en una supuesta isla del sur de Chile, frente a las costas de Puerto Cisnes, vivirían una serie de personajes con grandes avances tecnológicos fruto de su contacto con seres extraterrestres.

Tal relato cobró fuerza justo en la fecha antes señalada, cuando muchos radioaficionados lograron captar la frecuencia en que Ariel, uno de los supuestos habitantes de la isla, describía con anticipación los movimientos de un objeto volador no identificado.

“Miles de ciudadanos advirtieron la presencia del objeto e, incluso, Televisión Nacional (TVN) logró filmarlo con potentes teleobjetivos. Elsa Marina, testigo ocular, confesó que ‘sentí ganas de llorar, me sentía ínfima ante lo que pasaba por arriba de mi casa’ (...) Gustavo Rodríguez, a la sazón subjefe del departamento de Tránsito Aéreo de la Dirección de Aeronáutica, estaba en casa de un hermano, celebrando el cumpleaños de un sobrino, cuando contempló el espectáculo”.[1]

Según un informe oficial emanado de la Dirección General de Aeronáutica Civil, “a las 15.40 LMT el radar observa un objeto no identificado situado a 20 NM al oeste del radiofaro el Tabón con desplazamiento lento hacia el este. A las 16.00 LMT varios vuelos establecen contacto visual con el objeto. Por un lado el B727 procedente del norte y, por otro, vuelo de la compañía Ladeco 061 y el CC-LHL que viajaba de Limache a Tobalaba. Los OVNIS permanecieron visibles hasta 19,30 horas”.[2]

El informe concluye que las apariciones de ese día, hasta el momento de terminar la investigación siguen constituyendo un enigma, pasando a engrosar el archivo de fenómenos no explicados.

Diario La Tercera también dio cuenta de dicho avistamiento; en su edición del 18 de agosto de 1985 citó el informe de la DGAC y conversó con astrónomos del observatorio del cerro Calán y un funcionario de la NASA en Chile que prefirió mantener el anonimato de su identidad que confirmaron la veracidad y extrañeza del caso: “El astrónomo Rodrigo de la Vega, quien dijo haber observado el objeto con un telescopio, aseveró que él tenía la forma de una pera, y que en su extremo inferior portaba diversos instrumentos, presumiendo que son los utilizados para evaluar las condiciones atmosféricas”.[3]

En el texto, se contrapone la opinión anterior con la versión de la Fach, que habla de un globo sonda sudafricano, hipótesis corroborada semanas después.

A parte de lo que se habla explícitamente del caso en La Tercera, también llama la atención que por aquellos días estuviesen en marcha ejercicios mancomunados entre las fuerzas armadas de Chile y Estados Unidos, en el marco de la Operación Unitas, un hecho no menor en virtud de la gran cantidad de contingente de aviones y buques de guerra involucrados en las maniobras. Uno se pregunta con base si tanto avistamiento no obedeció a la acción de estas naves en espacio aéreo nacional.

El caso hubiese muerto ahí si no hubiera sido reflotado a fines de 1998. Junto a la aparición del caso en revistas y programas radiales, la presentación del mismo en la serie “Ovni” de TVN refrescó el avistamiento de 1985 y dotó de nueva información a una opinión pública excitada con el fin de milenio e historias sobrenaturales.

Hablamos de contactos más cercanos e incluso físicos entre los seres que se comunicaron con Octavio Ortiz, radioaficionado que partió con la comunicación vía radio con estos extraños personajes.
“Todo comenzó con la llamada de Alberto, que navegaba el Mytilus II en el sur de Chile, cerca del Faro Mitagüe, en el año de 1984, que por medio de radiofonía trataba de pedir ayuda a su central por un extraño objeto que estaba observando y que ponía locos a los controles de la embarcación, mientras era lo que le sucedía. Ortiz intentaría servir de puente entre Alberto e Iquique (que era donde se quería comunicar), mientras eso sucedía este objeto se aproximó al Mittlyus II y provocó un largo e inquietante silencio. Luego de esto, Alberto volvió a la comunicación y le dijo a Ortiz que este objeto había descendido tan cerca de la embarcación que algunos marineros resultaron con quemaduras”.[4]

De este incidente también da fe un tal Héctor, capitán del buque Black web.

Alberto pronto consiguió trabajo con unos “gringos” (que tomaban nombres de arcángeles, tales como Ariel, Gadiel, Gabriel), tras ser recomendado por Ernesto de la Fuente. Pronto Ortiz comenzaría a comunicarse con los nuevos patrones del capitán del Mityllus II. El mito se empezaba a forjar. Los contactos se mantuvieron por años dando como resultado más de 1500 grabaciones de estos coloquios.

En estos relataban sus contactos con seres extraterrestres, que les entregaban técnicas para sanar y “purificar” la raza humana. Para ello contaban con instalaciones ubicadas en una isla en el Golfo de Penas. De la misma manera, se los invitaba a visitar la isla.El investigador del fenómeno ovni Rodrigo Fuenzalida entró en comunicación con Octavio Ortiz en 1988, época en la cual el contacto con Ariel se había cortado. A medida que se interiorizaba más en el tema, hacía más amistad con la familia Ortiz. En el programa radial “A la chilena en la Chilena” el 23 de junio de 1999 contó que en cierta ocasión se quedaron conversando hasta altas horas de la madrugada con Octavio sobre Foo-fighters (bolas luminosas no identificadas). Luego, estando Fuenzalida en su casa un llamado de Ortiz daba cuenta del avistamiento de uno de estos objetos revoloteando cerca de la casa. Fuenzalida llegó hasta el hogar y logró contemplar una esfera anaranjada. Llamaba la atención la casualidad. Al poco tiempo los habitantes de Friendship volvieron a comunicarse con ellos, y lo que es más, instaron a que Fuenzalida participase de los coloquios vía radio de once metros, nexo que se mantuvo hasta principio de los noventa.

En 1999, el tema sale a la palestra a raíz de una investigación realizada por el programa de TV “Ovni” de Televisión Nacional de Chile. En dicha ocasión se conversó con el ingeniero eléctrico Ernesto de la Fuente, quien mantenía contacto con los habitantes de esta isla desde 1984, e incluso la habría visitado a bordo de un yate llamado Mtyllus II.

En septiembre de 1999 volverían a existir contactos con un tal Emmanuel de la isla Friendship, pero tales comunicaciones resultaron ser un fraude. Para tratar las nuevas conversaciones y más detalles del nexo con la isla, el 22 de junio de 2000 De la Fuente conversó con el programa “De la noche a la mañana” de radio Cooperativa respecto al tema. Este es un extracto de la entrevista con los periodistas Claudio Riveros y Juan Droguett, y el citado investigador Rodrigo Fuenzalida:


CLAUDIO RIVEROS: ¿Ernesto, cómo llega a contactarse usted con esta gente de Friendship?

ERNESTO DE LA FUENTE: Bueno, es bastante largo el asunto, pero más o menos, yo era colono en Chiloé, y viví allá solo cuatro años… Me hice radioaficionado… originalmente yo no sabía nada de radio… me hice amigo radialmente de una persona que tenía un yate… y esa persona fue contratada, él me contó, por unas personas que habían comprado una isla en el sur de Chile… y como yo hablaba siempre con él, empecé a hablar con los patrones de él, así empezó esto…

CR: ¿En qué año empieza esto Ernesto?

EF: Este fue más o menos entre 83, 84, por ahí…

JUAN DROGUETT: ¿Usted cuando se contacta con estas personas, los ve físicamente?

EF: Es un fenómeno bastante curioso… yo estuve hablando con ellos aproximadamente dos años y medio antes de darme cuenta quienes eran… hablé con ellos durante dos años y medio y los vi como seis, ocho meses después de la primera comunicación…

CR: ¿Eran temas cotidianos de conversación o algo específico?

EF: Figúrate, lo que puede hablar un hombre solo, que ve a otro ser humano cada siete u ocho días… estaba absolutamente solo en Chiloé… mira, es algo que se da mucho en los radioaficionados, uno se hace grandes amistades, incluso se cuentan intimidades, así que figúrate, en dos años y medio, alcanzamos a hablar de cualquier cosa que tu te puedas imaginar…

JD: ¿Todas estas conversaciones llevan al final que usted vaya a la isla y conozca a los Friendship, que esté conviviendo con ellos, no cierto?

EF: Esto fue así más o menos; ellos me invitaron a mí desde un comienzo, pero yo no fui por motivos bastante pedestres… porque es lógico, allá en el sur una visita a otra isla significa por lo menos una semana… y yo por razones de trabajo no podía dejar el fundo solo una semana… así que por razone de ese tipo, que tenía que pagar el IVA, por que eso me significaba ir a Castro, por eso no fui… y pasó mucho tiempo, me seguían invitando y yo no fui, hasta que mucho después, muchos años después, yo seguía en contacto con ellos, ellos me empezaron a enseñar, me empezaron a adoctrinar… y la verdad, mira hablándote francamente, yo les hacía caso hasta cierto punto…

RODRIGO FUENZALIDA: Ernesto, cuando tuviste la experiencia del viaje a la isla, esto se gestó a partir de un problema que tú tenías directamente vinculado a una enfermedad, ¿qué impresión tuviste de lo que contemplaste al interior de la isla, como fue ese viaje?

EF: ¿Qué observé? Hace poco sacaba cuentas… cosas que en ese momento me maravillaron mucho… mira, primero que nada, algo absolutamente inimaginable, que en un lugar tan lejano haya construcción subterránea… la otra que yo que estaba tratando de subsistir allá figúrate, me impresionaba mucho que fueran absolutamente autosuficientes…

CR: ¿Usted sabría llegar nuevamente a esa isla?

EF: No… me lo han preguntado muchas veces… para poder llegar a esa isla yo tendría que ser un experto marino… yo no tengo ningún inconveniente en decir donde me subí, cuánto me demoré, por dónde anduvimos y todo lo demás, pero hay una cosa, cuando uno sale de Melinka al sur y entra a la zona de los canales, solamente un experto puede decir dónde está, por que es prácticamente un laberinto… y justamente yo, porque fue justamente un día y una noche, yo de día anduve hasta Melinka, por ahí, y después al otro día desperté como a las nueve, diez de la mañana y ya estábamos en la zona de los canales…

JD: ¿Usted nos podría contar un poco como son estas personas, cuales son sus características físicas y si había más gente en la isla, a parte de ellos?

EF: Estas personas creo que son catorce… y hay que entender quienes son… a mi se me presentaron como una agrupación religiosa, la agrupación Friendship…Hombres y mujeres… pero cuando yo fui por lo menos habían como sesenta y tantos, 68 personas más visitantes así como yo…

JD: ¿Y venían de todas partes del mundo o eran todos de Chile?

EF: No, eran prácticamente todos del Cono Sur, por ejemplo había gente del sur argentino, me acuerdo de Paraguay, de Posadas, Misiones, etc.

JD: ¿Y estas personas (de Friendship) tienen un rasgo físico en especial?

EF: Primero que nada, de una estatura superior a la normal… Ariel es incluso más bajo que yo, debe medir un metro 80, una cosa así… y pero los otros hay hasta un metro noventa y tanto, tal vez dos metros, una cosa así…

CR: Ernesto, ¿tengo que entender que usted sigue en contacto con ellos?

EF: Si.

CR: ¿Cada cuánto tiempo?

EF: Mira eso no depende de mí…

CR: ¿Se comunican por radio con usted?

EF: No eso quiero dejarlo absolutamente en claro… este asunto de las comunicaciones por radio a través de la banda de once metros, se hizo durante un tiempo con un propósito muy definido para llegar a ciertos segmentos de la población… porque es lógico, teniendo ellos los adelantos que tienen que sigan usando una cosa de los once metros…

JD: ¿Y qué adelantos tienen ellos?

EF: Mira, yo soy ingeniero, me llamó la atención los métodos que tienen… porque por ejemplo, tienen otra física… hay ciertas leyes de la física que ellos dicen que estamos errados, sobre todo en lo que se refiere a la parte tiempo… que al tiempo en una ecuación nosotros la consideramos como una constante, y para ellos no es una constante, es una variable… entonces eso hace variar muchas cosas… después la matemática que ellos usan, por ejemplo, nosotros usamos una base decimal, ellos usan la base seis… esas son las primeras cosas que yo empecé a advertir que esta gente era rara…

RF: Tú acabas de señalar que este fue un período de tiempo, los contactos radiales, y eso según la instrucción que te han dado, eso ya habría terminado hace mucho tiempo, más o menos ahí por los noventas… esto daría a pensar que estos nuevos contactos y del cual algunas personas se han manifestado bastante inquietas, ¿qué podrías decir tu al respecto?

EF: No, eso es una broma, es un chiste…

CR: ¿Usted tuvo un problema de salud y fue atendido por ellos?

EF: Exactamente, esa es la razón por la cual yo fui… yo fui, tal vez soy, una persona muy sana, nunca tuve problemas, por lo tanto, yo ya llevaba veinte tantos años sin ver un médico… pero fumaba, y por el hecho de estar solo en Chiloé, llegué a fumarme tres cajetillas diarias… me lo habían advertido muchas veces, sobre todo la gente de Friendship… le advertían a la otra gente, por ejemplo, a mi de repente me molestaba, a veces me llamaba Octavio Ortiz, diciendo que le habían llamado de Friendship para que yo dejara de fumar, que me iba a hacer mal y todo… bueno no hice caso, un día me sentí muy mal, caí al suelo en el centro de Santiago, ahí fui a ver a un médico, me dijeron que estaba mal, me saqué radiografías, etc, etc… fui al Hospital de la Universidad Católica, y sin ninguna delicadeza me dijeron que tenía un cáncer avanzadísimo que ya no tenía vuelta, pulmonar… mira ahí no se puede decir que pensé esto o pensé lo otro, o todo lo demás, se me cayó el mundo… y si me hubieran dicho tienes que hablar con un tibetano, lo habría hecho, no sé, pero justamente apareció esto a través de otras personas de Friendship… y me dijeron que fuera, así que yo inmediatamente fui…

JD: ¿Cuánto tiempo duró su recuperación o su tratamiento allá en la isla?

EF: No lo sé exactamente, pero deben haber sido días…

CR: ¿Usted se acuerda si le aplicaron radiación, le dieron algún medicamento a tomar?

EF: Mira es largo de explicar este asunto… cuando yo volví de allá, era muy poco lo que recordaba, y he pasado casi diez años sin recordar… tal vez una laguna de lo que pasó allá… por ejemplo preguntaban que se come allá, entonces yo decía que se come carne, que había un guiso y que había choro zapato… pero después me empezaba a dar cuenta yo mismo que solamente me acordaba de una comida, y si yo estuve varios días tendría que haberme acordado por lo menos de diez comidas…

CR: ¿Le gustaría a usted regresar a esta isla?

EF: No veo a qué… tengo una inmensa curiosidad por supuesto… se me ha dicho que tengo las puertas abiertas, pero no veo a qué voy a ir…

CR: ¿Pero cambia su vida después de este encuentro?

EF: Absolutamente, porque cree que estoy viviendo donde estoy, que estoy haciendo lo que hago… yo lo dejé todo…

JD: ¿Existe la posibilidad de que otra gente tome contacto con ellos o ellos escogen con quien contactarse?

EF: Ellos escogen, y parece que eso está ocurriendo constantemente…

JD: ¿Usted cree que estas personas son de bien, las personas de Friendship?

EF: Absolutamente, mira hay una cosa que yo quiero aclarar, las personas a las cuales ustedes se refieren, son seres humanos que están en contacto con seres extraterrestres, que van a la isla constantemente… y estas personas, Ariel, Gabriel, Manuel, etc, dicen que son “nacidos de mujer”… uno de repente escucha algo, le dan una respuesta y a veces uno viene a comprender el sentido de la respuesta un año después… responden a través de citas bíblicas, ellos se dicen que son servidores de los ángeles del Señor… y los ángeles del Señor serían estos extraterrestres, estos seres que suben y bajan en naves que van a la isla, y la isla está acondicionada como para recibirlos…


El programa “Ovni” de TVN en 1999 y 2000 procuro dar con la ubicación de la isla, sin embargo, a los problemas climáticos, se sumó la dificultad de encontrar antecedentes por la poca colaboración estatal y de la Armada de Chile. Tampoco se logró dar con la embarcación que supuestamente transportaba a los habitantes de Friendship.

Tras la frustrada búsqueda, hay quienes consideran que la Armada, y en concreto el Estado de Chile no brindaron la información que existe sobre la ubicación de la supuesta base. Algo que no sería coincidencia a partir de lo expresado por el investigador Raúl Núñez, quien en un programa de la Radio Nacional de España, en enero de 2001, señaló que Friendship sería un proyecto de colonización por parte de una “comunidad religiosa”, según documentos entregados por un colaborador de servicios de inteligencia chilena.

“Según estos documentos la llegada de la ‘comunidad religiosa’ a Chile tuvo lugar 22 años atrás (1979) en el desierto de la tercera región, en un lugar denominado Tololo Pampa. El gobierno chileno prestó toda clase de ayudas a la comunidad por intercesión del general Rodolfo Stange. La falta de agua hizo que el experimento de colonización no prosperara y se emplazara en otros lares más al sur. Durante su estancia, sin embargo, los presuntos Friendship construyeron viviendas subterráneas en un radio de dos kilómetros y dentro de la parcela se hallaba un vehículo propiedad de Ernesto de la Fuente”.[5]

Hoy el mito se desvanece junto con el furor del fin de milenio. Sólo unos pocos mantienen el interés en la enigmática isla de Friendship.

Hipótesis
Para el psiquiatra Carl Gustav Jung, “el hombre moderno va ‘buscando un alma’. Y esa búsqueda, con todas las tensiones que la acompañan, con el terror y la desesperación, lleva con frecuencia a proyecciones colectivas, cuyo resultado son visiones, rumores, pánicos masivos, creencias exóticas. En ellas, se adivina el proceso de formación de un mito. En el centro de los mitos aparecen siempre los arquetipos, que proporcionan el motivo y la forma esenciales”.[6]

Jung sugiere que los OVNIS son una proyección mítica. “De hecho, bien podrían ser los heraldos de alguna convulsión de gran alcance que se está preparando en la psique colectiva de la humanidad. Hay quien considera que esta convulsión se ve prefigurada por la pasión actual de Occidente por el ocultismo; otros creen que se trata de la expansión mundial del comunismo; pero también puede ser algo que nadie ha imaginado aún. Esas transformaciones siempre han venido acompañadas, a lo largo de la historia, por la aparición, en religión, arte y literatura, de los arquetipos más poderosos y dominantes”[7].

En la misma tónica está el planteamiento del GEPAN francés, quienes han investigado a fondo contactos y avistamientos de ovnis; desde su perspectiva, es posible que los adelantos tecnológicos generen mitos y además se comparen con elementos religiosos.

“Con las ordenes terrenales y celestiales encontrándose profundamente imbuidas en las mentalidades, las apariciones de nuestras naves espaciales o aparatos teleguiados, o más aún, de nuestros astronautas o robots biónicos, impresionarán permanentemente los espíritus, influenciar las religiones, inspirar (religiones) nuevas o inspirar mitos. Vienen a la memoria las maquinas voladoras que describe extensamente Ezequiel, la guerra aérea del Ramayana, la epopeya de Gilgamesh, los Elohim del Génesis, los vigilantes del cielo mezclándose con las hijas de los hombres y engendrando gigantes de los que también habla Enoch y, más generalmente, los Inmortales, los Hijos o los Reyes del cielo del Oriente y la China, del Japón “Tierra de los Dioses”, los Viracochas de América del Sur, los Incas o los grandes dioses del Antiguo Egipto, los Dioses, los Titanes, los Gigantes, los procreados por Dios y los Héroes de la Antigüedad occidental y oriental etc.”[8]

Como una manera de profundizar el fenómeno en ciernes, la Fuerza Aérea Norteamericana creó a partir de 1947 diversos comités para investigar las observaciones de ovnis cada vez más recurrentes, entre ellos los proyectos Sign, Grudge y Blue Book.

En el último proyecto, destacó el astrofísico Joseph Allen Hynek, quien en base a las investigaciones realizadas hizo una clasificación de encuentros. En ella diferenciaba ocho clasificaciones: Luces diurnas, luces nocturnas, captación de radar, encuentros del primer, segundo, tercer cuarto y quinto tipo.

Destaquemos la clasificación del quinto tipo, llamado contactismo, en que se da por hecho el encuentro con los tripulantes de las supuestas naves., existiendo contacto físico o comunicación. Personajes como George Adamski, Edward Billy Mayer o Eugenio Siragusa consiguieron fama a costa de estos supuestos encuentros, los cuales tenían el patrón común de ser afirmados como algo concreto, pero sin mayores pruebas por parte de los contactados.

Volviendo a los proyectos realizados, la explicación oficial respondió a pruebas militares. Otras veces simple alucinación masiva.

Al respecto, el afamado psicoanalista Carl Gustav Jung decía que “la base para este tipo de rumor se encuentra en la tensión emocional producida por una constante situación de stress o peligro. Indudablemente, esta condición se da hoy, se puede apreciar como el mundo entero sufre bajo la tensión de las políticas rusas y sus consecuencias impredecibles. En cuanto a lo individual, dicho fenómeno, ocurre cuando la persona presenta una disociación psíquica, que es cuando existe una fractura entre la actitud consciente y el inconsciente opuesto a éste (...) El racionalismo y el aburrimiento son esenciales para el reiterado anhelo de simulación tan característico en las grandes ciudades. Los ciudadanos buscan sensaciones artificiales para escapar de su aburrimiento”.[9]

En esta categoría podría caer el famoso caso chileno de la isla Friendship, producto de su condición de contactados, esto es gente aislada o de un carácter reservado muy común en los radioaficionados. Cabe destacar las similitudes que tuvo con el contacto de George Adamski, que también sumaba gente a la experiencia. Ninguno de los dos logró una comprobación empírica creíble.

El caso de isla Friendship tiene tantos matices que la hipótesis de trabajo va desde la histeria colectiva, distractores gubernamentales (propaganda) o un fenómeno inexplicable. Incluso puede tomarse desde ambas aristas: un fenómeno psíquico explotado por un gobierno a través de los medios de comunicación masivos.

Retomando lo expresado por Jung, el caso Friendship, como otras informaciones poco comprobables, se tratarían de proyecciones míticas, producto de la disociación psíquica, que no es más que confundir “lo que realmente se ve” con “lo que se quiere ver”. El sentimiento de vigilia y de peligro de los individuos planteado por el afamado psicólogo, será dado por el marco político dictatorial vivido en Chile.

La propaganda y los distractores fueron utilizados con frecuencia durante la Segunda Guerra Mundial (con Goebbels como estandarte), la Guerra Fría, y ciertamente, durante la dictadura militar chilena. Chile supo, especialmente a mediados de los ochenta, de los métodos del ex ministro Secretario General de Gobierno, Francisco Javier Cuadra, para mantener la cohesión y el orden social, a partir de eventos tales como el vidente Miguel Ángel en Villa Alemana y el paso del Cometa Halley en 1986.

En caso de que la hipótesis de la propaganda sea aplicable, es menester tomar en cuenta la opinión de ciertos estudiosos de la comunicación.

Respecto a esto, De Fleur plantea que “la propaganda fue el medio para lograr estos objetivos urgentes. Mensajes de propaganda, cuidadosamente diseñados, cubrieron a la nación de relatos noticiosos, fotografías, películas, discos, discursos, libros, sermones, pósters, despachos del telégrafo sin hilos, rumores, publicidad en muros y folletos. Los supremos fabricantes de la política decidieron que las apuestas eran tan altas y los fines eran tan importantes que llegaban a justificar casi cualquier medio que se empleara. Los ciudadanos tenían que odiar al enemigo, amar a su país, llevar al máximo su compromiso con el esfuerzo bélico. No se podía confiar en que lo hicieran por sí solos. Los medios de comunicación, se convirtieron en los principales instrumentos de esa persuasión”.[10]

De Fleur plantea la propaganda como un acto político-comunicacional para lograr el compromiso de la ciudadanía con la visión gubernamental. Brown, también recalca el carácter de la propaganda, que maneja la mentira y la omisión en su forma de comunicación.

“Casi siempre hay algo que el propagandista oculta. Lo ocultado puede ser la verdadera intención de su campaña, los medios (sugestión y otras técnicas psicológicas) empleados, el hecho de que existan alternativas a lo que él propone, o el hecho de que si estas se llegan a mencionar es tan sólo para desacreditarlas. Que el material presentado sea verdadero o falso, que el agente sea sincero o hipócrita, que sus intenciones sean ‘buenas’ o ‘malas’, es completamente irrelevante. Lo que constituye la propaganda de la conducta es tanto la forma de presentar el material como su contenido”[11].

Este es un aspecto de gran importancia en el tema tocado, ya que la forma y fondo son relevantes. Un análisis de discurso de las informaciones de la época, tendientes al caso Friendship, podrían presentar omisiones o elementos distractivos justamente en concordancia con los planteamientos de los autores.
Algo fundamental para comprobar o no nuestra hipótesis es tener claro que la propaganda, tiene que ver con la intención política. “Describe Jay G. Blumer (1990) en términos de una competencia para influenciar y controlar, gracias a los principales medios, las percepciones públicas de los grandes acontecimientos políticos y de lo que está en juego”[12].

La propaganda utiliza noticias fantásticas, poco comprobable, muchas veces con fuentes inverosímiles. Tal es el caso de la isla Friendship y los personajes que le dan vida. Es lo que en estudios teológicos llaman lectio difficilior; se trata de exponer casos increíbles o improbables (reconocibles en los evangelios canónicos), para convencer mediante las sensaciones y el impacto inicial.

En cuanto al rol de los medios de comunicación de masas, De Fleur señala la conocida como teoría de la bala mágica. “La idea básica que subyace tras esos nombres es que los mensajes de los medios son recibidos de manera uniforme por todo miembro del público y que las reacciones inmediatas y directas son disparadas por estos estímulos”.[13]

La visión planteada presenta a los medios con un poder muy fuerte de persuasión, con una eficacia comprobada en su utilización para transmitir la propaganda bélica o publicidad mercantil. Y es que los medios manejarían justamente a las emociones de las personas, como elemento homogenizador. Lo anterior puede ser fácilmente conectado con las ideas de Jung, sobre el constante stress y la tendencia de socialización de los individuos. “Estos estímulos despertaban urgencias interiores, emociones u otros procesos sobre los cuales el individuo tenía escaso control voluntario. Dada la naturaleza heredada de esos mecanismos, cada persona reaccionaba de manera más o menos uniforme. Por otra parte, existían pocos vínculos sociales fuertes que alteraran la influencia de esos mecanismos, porque el individuo estaba psicológicamente aislado de sólidos vínculos sociales y de un control social informal. El resultado era que los miembros de la masa podrían ser desviados e influidos por quienes estuvieran en posesión de los medios, especialmente si utilizaban llamadas emocionales”.[14]

Para Kathleen Reardon, la variable de la emoción es fundamental en el éxito de la persuasión, que según los autores anteriormente citados, hemos avanzado en la convicción de que representa la base de la propaganda. “Sin ella ninguna teoría de la persuasión es completa, porque ningún ser humano carece por completo de emociones. No somos seres puramente cognitivos, por mucho que intentemos disimularlo”[15].

Se entiende que no sólo el abuso de la sensación, o sensacionalismo cuando es aplicado en el periodismo, es suficiente para persuadir. Es ahí donde, el discurso propagandístico debe accionar. Según lo plantea la autora “la emoción por sí sola no persuade. Puede preparar el terreno para que se produzca un cambio de actitud, o para favorecerlo. La persuasión entre adultos es una actividad predominantemente cognitiva, de reajuste o fortalecimiento de normas, que se beneficia con una dosis proporcional de excitación emocional”[16].

Reafirmando el fundamento de un estado psicológico que propicia una acción exitosa de la propaganda, Reardon expresa que el medio de comunicación se transforma en un ente donde se encuentran informaciones que de otra forma no serían accesibles. El individuo muchas veces se deja llevar por su curiosidad y su anhelo de olvidarse de su realidad más cercana, dando una credibilidad a priori a todo lo expresado por el medio.

“Los medios de comunicación de masas pueden proporcionar compañía en solitario, un placer vicario a quien está abrumado por el trabajo, cumplidos a quien tiene una baja imagen de sí, conocimientos inaccesibles por otros medios al curioso, o simple diversión. Son menos exigentes que la mayoría de nuestros amigos y colegas, pero más fácilmente accesibles. ¿Es de extrañar, entonces, que tanta gente recurra a estos medios? Por el contrario, debiera sorprendernos que se apartaran de ellos”[17].

Los elementos distractores, como las noticias de Isla Friendship, podrían manejar tanto elementos de la propaganda, como también los elementos psicológicos explotados por los medios de comunicación, ambos aspectos abarcados por los autores citados. La comprobación de que informaciones mitológicas tuvieron gran cabida en el público en ciertos periodos puede ser fundamental para reafirmar tal hipótesis.

Pero revisemos otra hipótesis; en el número de enero de 2002 de la Revista Conozca Más, el investigador del fenómeno Ovni, Ernesto Escobar señaló que “algunos relacionan el caso con un fenómeno extraterrestre, otros lo ven como un centro de alta investigación científica, que tiene, a su vez, contacto con los ET; otros hablan un grupo nazi avecindado en el sur de nuestro país e incluso plantean que Hitler murió ahí, muchos contactados sostienen que allí residen los Hermanos Mayores, otros sostienen que son los anticristo”.[18]

En la óptica del investigador chileno Camilo Valdivieso, también citado en Conozca Más, la isla podría tener una vinculación nazi, ya que la migración de altos jerarcas de Tercer Reich después de la Segunda Guerra Mundial, de muchos altos jerarcas de la Alemania nazi, quienes encontraron como enclaves para esconderse la Patagonia chilena y argentina.

“Es interesante rescatar la verdadera intención que yacía en las mentes de los propiciadores de esta campaña que esparció sangre en toda Europa, y es que su esencia era netamente esotérica, incluso con proyectos que trascienden al pensamiento más complejo. No debemos olvidar que existen crónicas antiquísimas de un supuesto neofuhrer llamado Siegfried, que representaba a los ideales hitlerianos y que coordinaba las actividades de ciertos cónclaves que se desarrollaban en una isla desierta que llamaban Asgard en un archipiélago del sur de Chile, su objetivo controlar las fuerzas atmosféricas de la Tierra”. [19]

En efecto, se relaciona la existencia de esta isla con intentos por parte de colonos alemanes pronazis de hacer realidad el Lebensraum o Espacio Vital aludido por intelectuales del Tercer Reich; a saber, el geógrafo alemán Kart Haushofer acuñó el término para establecer el área de influencia del régimen nazi tras la conquista del mundo. Si nos ceñimos estrictamente al origen de tal noción nos encontraremos con el mito de la Hiperbórea, una isla en la que “una civilización descendida de la estrellas” habitó el espacio desde donde surgió la raza aria.

A partir de estos relatos, la ideología nacional socialista fundó su piso y que razonablemente se pueden vincular a las actividades que se realizaban en el sur de Chile. También podemos hermanar esto con la idea de algunos investigadores de que los ovnis eran artilugios de construcción nazi.

Revisemos ahora la opción más enraizada entre los creyentes y protagonistas del mito: el origen extraterrestre. El planteamiento de Isabel López, quien en la página web members.aol.com/friendsworld/friendship.htm enfatiza que la gente de Friendship surgió hace muchísimos años en Europa, los que emigraron a diferentes zonas del mundo. Los descendientes de algunos de estos emigrantes contactarían con extraterrestres, quienes les entregarían herramientas tecnológicas y espirituales.
Establece que la colonia de Chile fue abandonada en 1993, en lo que es una de varias bases que mantienen a lo largo y ancho del mundo. Se trataría de una sociedad aparte que no busca seguidores. Cuando la agrupación desea contactar con alguien, lo hacen en forma directa o mediante un intermediario. Respecto a la religión de estos seres, explica que son cristianos, pero que están abiertos a contactar con gente de diferentes tendencias de pensamiento, ya sean mormones, nazis, ateos, científicos, etc.

También hay voces de alerta con respecto al fenómeno Friendship y las intenciones que tienen de fondo. Junto con las agrupaciones de investigaciones ovni que no reconocen en Friendship vinculación con su área, existen sitios de Internet que combaten el aura mágica que se le pretende dar.

El blog islafriendship.blogspot.com es uno de estos websites que establecen la vinculación del caso con comunidades místicas en busca de seguidores, entre ellas Vanrash, Conciencia Universal, grupos mormones o de tendencia nacionalsocialista. Estas buscarían lucrar con la fe e intenciones de sanación de la gente.

Ernesto de la Fuente hablaba en la entrevista que los habitantes de Friendship eran “ángeles del señor”. Pues bien, quien ha ahondado en el tema en Juan José Benítez en el texto “Los astronautas de Yavé”.

En su obra, enlaza la aparición de ángeles o enviados divinos en pasajes bíblicos con seres extraterrestres o ufonautas: “Tal y como hemos visto, estos seres celestes dejaron sus huellas en el mundo hace ahora unos 4 000 años. Abraham y los restantes patriarcas fueron testigos directos de la presencia de la «gloria», de la «nube», de la «columna» o del «ángel» de Yavé (…) Poco después —hace ahora unos 3 200 años—, Moisés y el resto de los «elegidos» tuvieron ante sí a los mismos «astronautas» de Yavé (…) Y otro tanto ocurrió en la época del rey Salomón —hace ahora unos 2 900 años—, cuando el «equipo» de seres al servicio del Gran Dios diseñó el templo de Israel, «donde moraba la nube de Yavé...» (…) Por último —hace ahora 2 000 años—, aquellos «astronautas» culminaron la fase más delicada del «plan»; y Jesús de Nazaret apareció sobre el planeta”.[20]

Para él, los «astronautas» de Yavé eran seres de carne y hueso, procedentes quizá de otros Universos o planos «paralelos» al nuestro siguen viniendo: “Para mí está claro que los «astronautas» no perdieron el contacto con los hombres de la Tierra. Y es más: mi larga y solitaria carrera tras los «no identificados» me dice que los «astronautas» todavía están aquí (…) Yo no podría hacer semejante afirmación de no poseer uno de los más ricos y completos archivos sobre apariciones de ovnis. Es precisamente en base a esa impresionante información que obra en mi poder por lo que —a través de un simple proceso de deducción— asocio o identifico las «columnas de fuego» o la «gloria» de Yavé del Antiguo Testamento con las «luces» sobre las encinas de la Edad Media y del siglo XVIII o XIX y con los actuales discos silenciosos, majestuosos y brillantes, que surcan nuestros cielos o aterrizan en los campos".[21]

Conclusión
Un mito como el de Friendship, como vemos notado, puede ser abordado desde varias aristas, sin llegar a una concepción definitiva del fenómeno, dado el hermetismo dentro de sus protagonistas y el fanatismo de sus seguidores.

Con los antecedentes que se manejan, me seduce la idea de considerar el fenómeno como el accionar de una secta con raigambre nacional socialista (espacio vital, purificación racial), que aprovechó las Operaciones Unitas de 1985 para tejer una trama pseudoufológica consiguiendo la cobertura de los medios y de la dictadura militar.

No obstante, tampoco se puede dejar de lado la posibilidad de que se trate de mormones descarriados; hay versiones sobre una supuesta pertenencia de Ernesto de la Fuente a esta religión.

En cuanto al caldo de cultivo social, era el propicio; población temerosa y esperanzada por seres fabulosos que los pudiesen sacar de aislamiento y terror. Igualmente su buscaron medios ad-hoc para contactar con personas solitarias y hambrientas de conocimiento.

Queda por dilucidar si realmente hubo sanaciones (la ficha médica de De la Fuente jamás se ha podido ver) y el modo en que se pudo construir (conceptualmente ya que no hay evidencia física) una isla con las características técnicas que supuestamente tendría Friendship.

Bibliografía
[1] NUÑEZ, Raúl, “Radioaficionados Contactan Con Ovnis”.
[2] Ibid.
[3] “Avistamientos en Santiago y V región”, Diario La Tercera, 18 de agosto de 1985.
[4] FERRADA, Alejandro, “La Isla de Friendship” http://www.geocities.com/ovnisenserio/articulos/friendship
[5] “Algunas revelaciones formuladas en el programa Enigmas de RNE4”.
[6] “Ovnis y subconsciente”, http://www.lo-inexplicable.com.ar/ovnis/ovnisy_subconciente.htm
[7] “Ovnis y subconsciente”, http://www.lo-inexplicable.com.ar/ovnis/ovnisy_subconciente.htm
[8] Informe Cometa, “Ovnis y la defensa: ¿a qué debemos prepararnos? Instituto de Altos estudios de la defensa, Francia.
[9] JUNG, Carl Gustav, “Flying Saucers, a modern myth of things seen in the sky”, Princeton University Press, 1978.
[10] DE FLEUR, Melvin, BALL-ROKEACH, Sandra, “Teorías de la comunicación de masas”, Ediciones Paidos, Barcelona 1993. P. 213
[11] BROWN, J.A.C., “Técnicas de persuasión”, Alianza Editorial, Madrid, 1991, P.20
[12] GERSTLÉ, Jacques. “Comunicación Política”, Editorial LOM, Santiago, 2005, P.18
[13] DE FLEUR, Melvin, BALL-ROKEACH, Sandra, “Teorías de la comunicación de masas”, Ediciones Paidos, Barcelona 1993. P. 216
[14] DE FLEUR, Melvin, BALL-ROKEACH, Sandra, Op. Cit. Ediciones Paidos, Barcelona 1993. P. 218
[15] REARDON, Kathleen, “La persuasión en la comunicación”, Ediciones Paidos, Barcelona, 1981. P.153
[16] REARDON, Kathleen, Op. Cit. Ediciones Paidos, Barcelona, 1981. P.154
[17] REARDON, Kathleen, Op. Cit. Ediciones Paidos, Barcelona, 1981. P.208
[18] RIFFO, Morales, Cristian, “Extraterrestres en el sur de Chile”, Revista “Conozca Más”, enero de 2002.
[19] Ibid.
[20] BENITEZ, Juan José, “Los astronautas de Yavé”, Editorial Planeta.
[21] Ibid.

A CONTINUACIÓN ADJUNTO UN AUDIO CON UN FRAGMENTO DE LAS CONVERSACIONES DE LOS SUPUESTOS HABITANTES DE FRIENDSHIP CON RADIOAFICIONADOS Y EL AUDIO DE LA ENTREVISTA CON ERNESTO DE LA FUENTE EN RADIO COOPERATIVA EL 22 DE JUNIO DE 2000.



ADJUNTO ADEMÁS VIDEO DEL AVISTAMIENTO DEL 17 DE AGOSTO DE 1985.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Bomba: Soy testigo de este avistamiento inolvidable, si hasta sábado gigante comentó sobre lo ocurrido..la historia es apasionante. Ojalá estos webones de realmente vivan en Chile..pa qu elos peruanos y argentonos mueran de envidia. jaja gran historia enano te las mandaste.

Tony dijo...

Rescato las hipótesis y la documentación de este post. Muy interesante cuando ya se cortejan opiniones de teóricos de la comunicación y otras especialidades como del mismísimo Jung. También me pareció valiosa toda esta unión de cabos sueltos que giraban en torno a la idea del nazismo, al menos para mí resulta original... Y avizoro más allá a "esos hombres de elevada estatura" y de "desarrolladas técnicas" como una mezcla de seres aúreos, celestiales y al mismo tiempo, con el mito de la superioridad aria.
Tengo varias cosas que decir al respecto:
1. Por un lado, no me queda claro si el tal De la Fuente fue protagonista de una farsa estudiada o simplemente víctima del aislamiento y la soledad;
2. Si la primera afirmación fuera cierta, debo confesar que el mito de friendship no surtió ningún efecto en la práctica. En efecto: por aquellos años estuve inmerso en "el fenómeno OVNI" y claro, era un chicuelo que había leído a Charles Berlitz, pero nunca había escuchado hablar de esta isla hasta los tiempos de Patricio Bañados y su "Informe OVNI" (buen programa, televisivamente hablando). Si tanta maquinaria (el gobierno militar y la prensa de la época) estaba detrás de esta cosa, ¿por qué no supe de ella a tiempo?
3. Soy un convencido de que esto es una farsa. Sin embargo, me gustaría saber más de quiénes propiciaron esas "1500 grabaciones" o, a lo mucho, de quiénes participaron en la cinta más chanta, esa que era objeto de nuestro culto y el "Arieeeeel".

Atte,
Tony

Anónimo dijo...

Amigos lei en un foro que en esta pagina: http://contacto-friendship.blogspot.com/
parece que hay un mensaje codificado friendship,yo lo mire no entendi nada, no tiene sentido para mi.

rdrdlio dijo...

En realidad deja muchas incognitas.
Para mi, que he tenido contacto y he investigado, no es un tema verdadero.

Atentamente,
rdrdlio.

Ernestelim dijo...

Rodrigo, te saludo desde Guayaquil y veo que has hecho hasta una entrevista al Presidente de mi País; ¡te felicito!
Sigo el tema Friendship desde el año pasado y he formado mi criterio sobre este tema, el cual me lo reservo.
Tengo una inquietud que atañe a uno de los protagonistas de esta historia; he leído y vi un video donde Ernesto de la Fuente y su actual esposa Ethel Barahona González, son entrevistados en su parcela de Santiago por un programa que trataba de fantasmas (https://www.youtube.com/watch?v=WR3hlLFC7_A&index=5&list=FLebqkX4tEaQMY11YK7cQozA y https://www.youtube.com/watch?v=KFAVYn4zPJY&index=6&list=FLebqkX4tEaQMY11YK7cQozA) donde se informa que la primera esposa de mi tocayo, se habría suicidado en esa casa, el 12 de mayo de 1970, pero en los escritos que el Ing. Ernesto publicó en www.conexionovni.cl, él afirma -en 2001- que (cito textualmente): "Actualmente siendo todos adultos, viven junto a su madre, y cuando vamos a Santiago con Natty, pasamos a visitarlos. Allí Natty y mi ex esposa aprovechan para intercambiar observaciones burlescas y calumniosas sobre mi persona. Estamos todos en la buena."
¿Es mi idea o hay una contradicción aquí?
Él habría visitado la Isla Friendship en 1989, pero él habla que al salir de la misma, salió con Doña Ethel (enamorado) y luego se casaron; ¿cómo es posible que hayan coincidido Doña Ethel y la ex esposa de Don Ernesto?
Si puede ayudarme aclarando esta duda, le agradezco; le dejo mis correos por cualquier respuesta:
ernestelim@gmail.com
ewrg@hotmail.com