lunes, diciembre 03, 2007

¡Y TE VOLVIERON A CALLAR!


Cómo si las palabras del rey Juan Carlos de España hubiesen sido un anuncio, los venezolanos dijeron que No (aunque por un escaso margen determinado por una alta abstención) al presidente Hugo Chávez en el plebiscito que pretendía, entre otras propuestas, permitir la reelección indefinida del mandatario.

Un duro golpe para una persona que se había acostumbrado a ganar elecciones y vanagloriarse de su poder de convocatoria. Con esta derrota no sólo posterga la opción de eternizarse en el poder, sino que da nuevos bríos a una oposición bastante maltrecha.

Junto con ello, el escenario sudamericano ve como los gobiernos de extrema izquierda van demostrando su inviabilidad con medidas de corte populista y (en el caso de Chávez) dictadura galopante. Claro, por que otra "caballito de batalla" socialista, el gobierno de Evo Morales en Bolivia comienza a "hacer agua" (sin querer sonó a sarcasmo), luego que el presidente indígena intentara aprobar artículos de la nueva Constitución sin la presencia de la oposición durante la votación. Como resultado, tiene a buena parte del país en su contra, con afanes independentistas (como es el caso del departamento de Santa Cruz), y según muchos, al borde de la guerra civil.

Otro golpe al insoportable Hugo Chávez, que quizá comienza a vivir el fin de su régimen de arrogancia, populismo e intolerancia... es de esperar que este sea un apronte para una democracia verdadera en Venezuela y un golpe de gracia a la izquierda recalcitrante que intenta envenenar a los pueblos latinoamericanos.

6 comentarios:

Teodésico Coimbra dijo...

Siempre me he dado tiempo para pensar qué está mal con Latinoamérica. Mi análisis es demasiado extenso (lo que no significa que sea exhaustivo) y, por lo general, el balance es sombrío. Obviamente quisiera vanagloriarme de lo contrariamente opuesto: estabilidad, sentido común, democracia... Pero con el tiempo caigo más en cuenta que el ejercicio de la política ha sido una burla. Porqué unos países son desarrollados y otros no? Ésa debiera ser la "cuestión" -con todos los tópicos sociales incluidos- , porque desarrollo implica necesariamente un grado de justicia social que nosostros, los subdesarrollados, procuramos en el debate pero no en la práctica.
El caso de Chávez nos evidencia el derrotero del discurso de la izquierda latinoamericana: masoquista, mártir... EEUU, es -según ellos- "el culpable de todos los males". Atribuirle un rol preponderante a la política norteamerica es desmesurado y hasta irresponsable pues, al final, las políticas públicas son intramuros. Me he preguntado, en ese caso, si Cartago fue una suerte de Irán...

No, por favor. No somos pobres -porque SÍ lo somos... que unos cuántos NO LO SEAN no significa necesariamente que el resto vive holgadamente- por culpa de un Imperio de ultramar, sino, simplemente (y esta es la mi conclusión, al menos para "el caso chileno") porque nuestra sociedad no ha sido capaz de hacerse responsable de sí misma. Por ejemplo, nos ufanamos de ser un país legalista, pero "legalista" no implica ser "justo". Nos embrollamos en litigios intrascendentes simplemente porque el sentido común no es una directriz, un norte...
(sigo más abajo)

Teodésico Coimbra dijo...

Fulano de tal se querella contra zutano y así hasta el infinito. Una cosa es el manoseado Estado de derecho y otro es la praxis jurídica, la justicia al desnudo.
Cuando estudié leyes nunca caí en cuenta de tanta verborrea intrascendete, superflua. El debate es generado en otros ámbitos, por lo que su interpretación también debiera estar circunscrito a aquéllos. En otras palabras: extrapolamos realidades, adaptamos significados. El caso del socialismo, como teoría y práctica, es el más evidente. Aquél, emparentado con el comunismo, no es una ideología propia ADAPTABLE al desarrollo histórico de Chile, por ejemplo. Marx -yendo más allá- estaba denunciando lo que sus ojos veían en la Inglaterra postindustrial, no en lo que nosostros vivimos con el salitre, por ejemplo. Porque no? Simplemente porque las escalas son irreproducibles. La historia económica de Inglaterra no es la misma que la de Chile...
(sigo más abajo)

Teodésico Coimbra dijo...

Asimismo, el gran problema es de corte psicosociológico. El socialismo y marxismo se atribuye valores axiolóxicos de mancomunión, de comunidad; el "todo" es un producto de la "suma de individualidades", por lo que pensar "sólo para sí" implica una carga valórica negativa. El neoliberal es, ante cualquier consideración, un tipo "frío, calculador e inhumano". Yo me pregunto si todo esto es propio de un individuo exlusivamente neoliberal...

Nunca olvidaré las frases de Fidel cuando se refirió a Jesús como "el primer comunista de la Historia". Me extrañó pues el comunismo es un concepción filosófica atea, entonces, porqué recurrir a su imagen para hacer un paralelo que no soporta ni el más mínimo de los análisis? Tal vez Fidel quiso referirse a que el comunismo (o tal vez su universo comunista en Cuba) era "bueno" y el neoliberalismo, "malo".

(sigo más abjao)

Teodésico Coimbra dijo...

Eso es lo que malinterpretamos en Latinoamérica: el deslinde de responsabilidades sociales. Algunos países (Bolivia, Ecuador, Paraguay, por citar algunos pocos) achacan su histórico subdesarrollo -pobreza económica- a la limitación territorial. Constantemente sus vecinos "más poderosos" son los "culpables" del estancamiento social y económico... Entonces, qué hay de los países bioceánicos (Colombia) o los increíblemente extensos (Brasil, "pais mais grande do mundo") que no alcanza un nivel de desarrollo de, por ejemplo, Portugal.
Y nótese que "desarrollo" no es un término abstracto e inaprensible: "desarrollo" empieza desde los 10000 dólares para arriba al mes... Aunque, en unas décadas más, será la distancia mayor.

Estamos estancados por un asunto de deficiencia tecnológica, educacional, productiva... Así de simple, no hay nada que buscar detrás de estadísticas o discusiones intrascendentes. Si no fuera así, entonces, porqué es que Chile -sí, Chile, "el jaguar de Latinoamérica"- tiene "Ministerio de agricultura" en lugar de un "Ministerio de Ciencia y tecnología"????

El misterio del subdesarrollo es casi un tabú, o mera palabrería para explicar el porqué de la delicuencia, la desigualdad, la falta de oportunidades, etc., ya que íntrínsicamente la sociedad, la cual debiera tomar responsabilidad de sí misma (y no al revés como lo plantea el comunismo e incluso el neoliberalismo), ha recurrido a la historia, la política,la religión y hasta la genética (somos pobres porque hay muchos indios) para justificarse, maldecirse.

(sigo)

Teodésico Coimbra dijo...

Chávez, así, no hace más que reproducir ese discurso estancado en la fantasía de Marx... O tal vez en la realidad de Marx, cuando EN INGLATERRA LOS NIñOS DE 12 AñOS TRABAJABAN EN LAS MINAS DE CARBÓN. Venezuela NO ES esa Inglaterra; ha reemplazo el carbón por el petróleo, allí, en las aguas del caribe, trabajan técnicos e ingenieros BIEN REMUNERADOS. Incluso hace vida social con los árabes que explotan fósiles, mientras que gran parte de la población difícilmente podría igualar la calidad de vida de un europeo occidental medio.

El asunto del porqué somos pobres -o gilipollas- no se resuelve con la liturgia del "Aló presidente", con un tipejo que gasta saliva 4 horas cada domingo para acusar a algunos -cual inquisidor- y exculpar a otros; no!, simplemente nuestras sociedades (tal vez por el espíritu propio de los movimientos independencistas) nunca, pero nunca, han tomado en sus manos la responsabilidad de mirarse al espejo para reflejarse, evaluarse. Sin ir más lejos, quien opina en contra de Chávez en Venezuela será expulsado del país (?), quien critica el régimen castrista será apresado (?), quien dice que Chile no es la octava maravilla del mundo será expuesto al escarnio público.

Teodésico Coimbra dijo...

La población dijo "No" a Chávez. Como dices, un gran vuelco a quien poco y menos "tenía en el bolsillo" al electorado...

Un amigo "comunista" es partidario a muerte de Chávez. Curiosamente todos mis amigos comunistas son grandes burgueses... Pues bien, el comunismo es una seudo fe. Debiera de ser objeto de estudio para los teológos. Porqué confiar ciegamente, "entregarse en cuerpo y alma" a un discurso construido de frases rebuscadas? Yo, por ejemplo, no soy un "neoliberal", pero guardo distancia y crítica de las elucubraciones que pretenden reducir las motivaciones del ser humano a una fórmula antojadiza. Qué tal si realmente nos miráramos inflexivamente y delineárameos nuestras limitaciones, traumas, falencias??? No; todo esto es imposible en la práctica, hay que recurrir a una ley que salvaguarde lo que el sentido común no alcanzó a evidenciar...

Es así como Chile tuvimos las revolución de los pinguinos... Y en qué quedó? Cuáles fueron las REALES APLICACIONES DE ESTE MOVIMIENTO? Respuesta: en la nada misma. Y eso que se recurrió a más de 100 cerebros "actores del proceso educativo", Iglesia nefasta incluida. En qué, pues, quedó toda esa mierda, si ni siquiera la revolución de París logró algo? (en Chile, como nos encanta hacernos partícipes del "mundo", hacemos referencia ahuevonada a la "revolución" de la PUC, universidad que nadie en el mundo occidental conoce, a lo mucho nosotros mismos). Ahí murió todo... Aunque nos duela debemos reconocer que adolecemos JUSTAMENTE DE LO QUE LOS PAÍSES DESARROLLADOS SOBRA: SENTIDO COMÚN, RECTA PERSECUCIÓN DE OBJETIVOS Y, EN DEFINITIVA, UN SENTIDO PRÁCTICO DE LA REALIDAD INMEDIATA que nos podría resultar, a primera vista, insultante, inmoral.