miércoles, diciembre 26, 2007

MOLIIIIIIIIIIIIIIIIINA...


Siempre me ha llamado la atención la devoción del pueblo de Molina por la selección de fútbol; la ciudad se paraliza cuando en primavera comienzan las eliminatorias regionales, el estadio municipal se llena como nunca y la gente se une en torno a la camiseta azul.

Cuenta la historia que alguna vez Molina fue finalista de un nacional amateur, que en el plantel estuvo Hugo Rubio (a préstamo desde Talca), que se perdió con Santiago en el Estadio Santa Laura, etc.

No obstante, tengo en la mente la campaña de 1992, cuando se logró el campeonato regional y los pasajes para en nacional de Arica en enero de 1993. Pero mi memoria no guardó alguna jugada, alguna anécdota en la cancha, no señor. Lo que mi cabeza atesoró con cierta hilaridad era el himno ofical que se ocupaba para alentar al equipo: "Molina" de Creedence Clearwater Revival. A cualquiera le resultaría digno de García Márquez ver a huasos con chupallas y ojotas con suela de neumático saltando al ritmo de "Moli-i-i-i-na, where you goin to ? Moli-i-i-i-na, where you goin to ?" ... era entre folklórico y ridículo.

Durante la semana, una camioneta Chevrolet del año de la pera sacxaba un altavoz y al ritmo de la mentada canción se invitaba a la gente a apoyar a la selección... supieran los Creedence hasta dónde llegó su canción...
El asunto es que parece que el himno trajo buena suerte ya que se le ganó la final regional a Cauquenes (acérrimo rival desde los sesenta) y con ello los pasajes para la fase final en el norte.

Como no se podía llevar al pueblo tan lejos, las radios locales mandaronn enviados especiales que dieron cuenta de una campaña bastante mediocre.

Sin embargo, desde ese año el tema de los Creedence se transformó en la banda sonora de la selección de fútbol de Molina.

No hay comentarios.: