miércoles, diciembre 12, 2007

EL REY DEL GUATAZO


Cómo no iba a dedicar unas cuantas líneas a nuestro querido amigo y definido en forma unánime como el rey del guatazo, Juan Ñaque. Hoy por hoy procura cambiar su sobrenombre por Joan Naqué, pero su perfil aguileño mantiene la acepción original.

Llegó a la Utal antecedido de una fama de galán en el Liceo Abate Molina, de matador... y ciertamente, como el pionero de la televisión estudiantil... La banda sonora de esos años estaba determinada por la canción "Don't speak". De esos años también viene una enfermiza aversión por Arriagada Zavala.

Sin embargo, al poco andar, nos empezamos a dar cuenta que nuestro rollizo amigo era un fracasado más; sin ir más lejos, se tornó repetitiva su frase "Cuando me va a tocar"... Lo mismo pasó con las estiradas de trompa por el amor no correspondido de la Julia... malos ratos que amenizábamos con la canción "Cuando acaba el placer" de So pra Contrariar...

Protegido de Cabello Farfán, solía pasar las penas en los carritos de completos de la 6 oriente o acudiendo al cine Astor con nuestro amigo el Bomba... también servía de acompañante en fiestas universitarias a Mamedo, a quien ayudó en más de una ocasión a vomitar tras la ingesta indiscriminada de alcohol.
Hoy la vida le sonríe a Juan Ñaque. Con orgullo fue el único de los Fab Four que terminó la carrera de derecho... hoy es Defensor Público... y al fin le tocó...

No obstante, en nuestras mentes y en nuestros corazones se mantendrá incólume la imagen del rey del guatazo, a quien le decíamos Tom Cruces (por parecerse al Tom Cruise después del choque), sus inolvidables "sobresedimientos" (sic), y la imitación humorística a flor de piel...

Juan Ñaque, no te mueras nunca... por que no podríamos cargar el cajón...

1 comentario:

Teodésico Coimbra dijo...

Más de alguna vez trató de enderezarme, encauzarme por el camino recto llevándome hasta mi humilde morada las fotocopias de algún cuaderno y/o libro. Cierta vez lo acompañé al liceo; poco y menos que él respiraba un aire ganador pero aún no muy asumido. Ahí presencié un video de la fiesta final de esa generación y sí, sí lo hacía bien y hasta con propiedad.

En unos de esos fines de semana de depresión salía a caminar lo más que pude. Llegué a la morada de Juan. La familia estaba reunida en el patio celebrando el cumpleaños de la hermana menor. Creo que fue un 18 de diciembre... Puede sonar freak, pero tengo esas fijaciones con las fechas y se me quedan grabadas.
Sin quererlo estaba involucrado. Comí torta, tomé Coca-Cola...

Célebre es también el episodio del vómito. Creo que ahí me forjé esa imagen de borrachín. Juan ñaque me tomó la cabeza como rugbista profesional y me llevó a los excusados evadiendo a los demás. Horas antes me había terciado con una de las gemelas Campos y una chica que sería con los años Miss Playboy Chile... Yo conversaba con el señor del aseo, allí se me acercaron y me dijeron "Amigo, tienes fuego?". Me causó gracia eso de "amigo" ya que sonó artificial... Pero bien, esa es otra anécdota.

Y sí, me solía preguntado qué diablos será de Juan ñaque, porque del otro, el tal Rodrigo Jaque, ése ya ha cambiado bastante.