martes, octubre 02, 2007

ADIOS A MIS OBRAS COMPLETAS


Acabo de ver por enésima vez el gran film del director Curtis Hanson "Wonder Boys" (2000), protagonizado por Michael Douglas, Tobey McGuire y Robert Downey Jr. Hay muchos fragmentos memorables en esta historia de escritores fracasados e incomprendidos (nótese la autoreferencia), pero destaca el momento en que Crabtree (Downey) hace volar por accidente el original de una novela inconclusa de Grady Tripp (Douglas), manuscrito que es llevado por el viento hasta un enorme lago.

La escena tragicómica se asemeja a una desgracia que me ocurrió hace más de cuatro años; tuve la manía de transcribir mis cuentos en una agenda del año 1998. Eran varias páginas con lo más granado de mi creación literaria, un libraco que se podría llamar mis obras completas.

En cierta oportunidad mi amigo personal y testigo en mi matrimonio Abst3mio las pidió para leerlas; hago el alcance que mi contertulio era bastante autoflagelante, por lo que disfrutaba con mis creaciones sombrías.
Una noche me llamó a la casa de mis padres en Molina con voz de angustia y desasosiego; mientras paseaba con su polola por el Parque de Los Reyes, fue asaltado. El botín para los antisociales fue la mochila de mi amigo, que contenía a saber un ejemplar de "El lobo estepario" de Hermann Hesse, un teléfono celular y mis manuscritos.

Tardó unos segundos en tomar aire y contarme... Abst3mio no contó, sin embargo, con mi carcajada; no sé porque me dio risa, tal vez por la angustia de mi interlocutor telefónico. El tema es que ante mi hilaridad me dijo "no te ríai, si es serio".

Pasé varios minutos tratando de convencerlo de que no tenía importancia. En definitiva, como Grady Tripp, lo tomé como una señal, como un "Just like starting over", parafraseando a John Lennon.

2 comentarios:

Exma. Sociedad Del Ocio (En Colaboración) dijo...

jjajaja está buena la historia... ¿qué es de ese cuento bucólico que me mostraste en talca? era tu etapa espiritual, recuerdo.
cambiando de tema... había un libro que me prestaste y nunca terminé de leer. se supone que era un autor sueco surrealista o algo así. ¿quién diablos era? la tapa era roja, había un dibujo del mismo autor...

¿te robaron el "amor por la inspiración"? putas, ese es un libro de culto, ¿dónde lo puedo encontrar?

H dijo...

...na ke ver aqui la huevá pero "verguenza deportiva" la lleva queremos más, está genial jajajaja