lunes, agosto 27, 2007

VELETA SUI GENERIS



Cada cual le da usos distintos a los objetos del entorno; la palmera que se observa en la imagen sirvió de veleta por años durante mi vida en Molina, así se ve desde la entrada de la casa de mis padres. La palmera está allí desde principios del siglo XX, en un caserío contiguo a un almacen de abarrotes.

Lo simpático es que sus hojas señalaban precisamente la dirección del viento, algo elemental en el campo para saber si va a llover o no. Durante esos años me las daba de metereólogo, pero a partir de señales como el viento o la aparición de pájaros en el galpón de la casa.

Cuando las hojas de la palmera eran movidas hacia sur con fuerza un temporal se acercaba. En la caso contrario, se avecinaba una helada si era invierno y día fresco en casa de ser verano.

Resistió muchos temblores y temporales esta palmera, que incluso servía de refugio para lechuzas en el período estival. Hubo inviernos duros, como el de 1992, en que resistió con entereza la fuerza eólica.

Sin embargo, siempre me preguntaba como era el suelo en que estaba plantada; a veces creía que tenía una espacio mísero entre una casa y otra, que surgía entre las techumbres como una chimenea festiva y verde.

Pasaron muchos años para que pudiese conocer el origen de la veleta natural. Sucedió hace unos cinco años. En la casona de donde nace la palmera se estableció un centro cultural, lugar en que se organizó un recital de jazz. En primera instancia no noté que era la respuesta a una de mis absurdas dudas existenciales. Sólo cuando estaba a unos metros del acceso al patio me di cuenta.

Dudé unos segundos, temí que se perdería la magia y el encanto, terminar con un misterio que sirven para dar sal y pimienta a un recuerdo... finalmente me decidí y entré a un amplio patio, que tenía como centro a esta palmera centenaria.

Aún no pierdo el gusto por mirar la palmera en mis escasos viajes a Molina... parte de mi infancia y juventud se mantiene incólume señalando cuando salir con paraguas o más abrigado, el informe del tiempo sigue allí, en la intersección de Quechereguas y Agua Fría.

3 comentarios:

Exma. Sociedad Del Ocio (En Colaboración) dijo...

¿y dón de está la peluquería con un letrero del cabellos de ángel? ¿ya no existe?
grande molina, ¿quién no conoce la botillería "tapia hermanos"?
¡escribe cuando "el nelson" estaba en la plaza dándole migajas de pan a las palomas... mientras jugaba como profesional, o sea, una premonición.

está weno el post del tunguragua, ya escribiré ahí... te puedo adelantar que esos nombres me daban julepe, y si bien en chile "al sur del bío bío" se hablaba el mapudungún y no el quechua, "futaleufú", por ejemplo, me hacía tiritar....

Exma. Sociedad Del Ocio (En Colaboración) dijo...

pa más remate, cuando inicié mi comentario anterior -haciendo referencia a nelson "taipa"-, escuchaba "dreamweaver"....

Exma. Sociedad Del Ocio (En Colaboración) dijo...

putas, compare.... le hice click a la imagen y a lo lejos se ve un negocio... jajajja, me acordé de los letreros de sabory de los almacenes... clásico