domingo, julio 01, 2007

¿EN SERIO QUIERES MI AUTÓGRAFO?


Corría el año 1999, el segundo en mi frustrado paso por las Ciencias jurídicas. Junto a mis amigos caminábamos por la calle 2 sur de Talca… de improviso Mamedo vio en la intersección con 9 oriente una tienda de artículos de caza y pesca de propiedad del cantante popular conocido por todos como "El Clavel". Juan Ñaque, Mamedo, el Chiqui y yo nos miramos y luego giramos las cabezas hacia el Bomba.

El Bomba acostumbraba a coleccionar autógrafos de los más variados personajes, entre ellos algunos fracasados; en una oportunidad le pidió su "mosca" al periodista del Zoom Deportivo Alejandro Machuca para una vuelta ciclista. ¡Cómo no iba a tener uno del Clavel!

-Pídeselo, pídeselo- le decíamos, mientras algo dubitativo miraba al interior del local entre cañas de pescar y rifles de aire comprimido. Sabía que nos íbamos a reír, de su manía, pero en el fondo disfrutaba dándonos algo de material para nuestro rebuscado sentido del humor.

Tanta insistencia tuvo su resultado; el Bomba sacó un cuaderno y un lápiz de su bolso con el logo de cemento Polpaico y se acercó al icono de la música campesina. Estaba atendiendo a un cliente cuando el Bomba puso el cuaderno sobre el mostrador y le dijo con algo de rubor en sus mejillas: ¿Me da un autógrafo?

El estupor del Clavel era aún mayor para su cliente. Qué decir afuera, dónde pugnábamos por no soltar una carcajada, aquella que se tornó irresistible cuando el artista acosado por su fan le contesto: ¿En serio quieres un autógrafo?

Fueron toneladas de TNT que hicieron efecto inmediato en Mamedo que cayó al suelo de risa; ocupó toda la vereda para dar rienda suelta a su hilaridad.

La cara del Clavel y la risa de Mamedo eran demasiado, nos carcajeamos todos al fin y al cabo.
A los segundos el Bomba volvió para mostrar su trofeo y demostrarnos que su personalidad iba más allá de lo que pensábamos. Un instante imborrable que seguramente el propio Clavel recuerda como un episodio único…

2 comentarios:

Exma. Sociedad Del Ocio (En Colaboración) dijo...

¡Quién podría olvidar ese evento digno de "la apología de los losers"! Putas, se me vinieron a la mente varios hechos de aquella época oscura... Jajajajaja, ese Bomba... Yo caí al suelo, literalmente, de tanto reir. En realidad la situación fue bastante absurda y eso hizo explotar mi hilaridad (cosa no del todo fácil hoy por hoy).
Escribe de cuando pasaron caminando por la calle hablando quién sabe de qué mientras yo estaba sentado tomando unas pilseners con unas turistas hecho todo un canchero... O de esa vez que fui a la piojera y yo invitaba a las "chicas" a la mesa, jajaaja. Tanto para recordar de vez en cuando y reir. ¿Qué fue de la foto en Camboya? Lamento que se haya perdido... Nunca me quedó claro la explicación de cómo se esfumaron de la tierra.
Un abrazo,
Ergo sum

Anónimo dijo...

el Bomba, cómo olvidarlo??? imposible señores lo haría una y mil veces más, y eso qu eno saben la de Lalo Vilchez¡¡¡